access_time 07:05
|
22 de octubre de 2009
|
|
BOLOGNEZI, EL JUICIO

Otra escucha telefónica implica a Girala

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/016/334/000016334-200908800_1-img_4727.jpg

La grabación comprobó que la Ford Ranger negra fue vendida seis meses después del homicidio.

Las escuchas telefónicas que se están reproduciendo en el juicio para esclarecer la muerte de José Luis Kote Bolognezi, continúan comprometiendo a la familia Girala. Ayer, se comprobó que la mencionada camioneta Ford Ranger negra en la que algunos testigos vieron a Abdo Girala -el principal acusado-, en la madrugada del asesinato, seis meses después del hecho todavía pertenecía al empresario del Este.
Así lo confirmó una reproducción de un casete, en donde se escuchó al padre del sospechoso hablar con su hijo, luego de que un amigo de él chocara en San Martín con ese rodado: "¿Abdi, cómo podés ser tan pelotudo, cómo le vas a prestar la camioneta a un tipo que no tiene carnet?", y el joven le respondió: "Bueno, papá, perdoname, lo que pasa es que no conoce San Martín y, por eso, se metió en contramano". "Pero no podés ser tan pelotudo, es otro quilombo para nosotros", volvió a hablar el hombre.
Esta charla fue aproximadamente seis meses después del 14 de setiembre del 2002, día en que el Kote apareció muerto en un descampado.
Sucede que Girala declaró que a la camioneta ya no la tenían y que, además, la noche del asesinato él conducía en un Peugeot 206. Ahora, se confirmó que la Ford Ranger sí estaba en poder de los Girala y su propietario era Daniel.
Luego se escucharon otras grabaciones, que poco aportaron al esclarecimiento de la causa. La mayoría fue entre familiares y compañeros de trabajo del acusado, todos de la gomería de su padre.
Para la querella y para la fiscal de Cámara, Nancy Lecek, todas las escuchas reproducidas han confirmado un presunto perfil violento de Girala, quien no salió muy beneficiado de las últimas jornadas.
Por otra parte, del otro sospechoso, Carlos Metralleta Pérez, poco y nada se ha dicho en los últimos días y, sobre todo, a lo largo del proceso.
No obstante, los representantes de la familia Bolognezi y Lecek están analizando realizar un cambio de calificación, que agravaría la futura situación de los imputados si son hallados culpables.
Para mañana se espera que declare el médico Federico Martínez, quien habría mantenido una comunicación telefónica con el primer juez que tuvo la causa, Dalton Martínez. Esa charla fue la noche siguiente al crimen y, a pesar de que fue citado en dos oportunidades, el profesional de la salud nunca asistió a dar su versión sobre lo que conocía.
Es probable que el debate se extienda por diez días más, hasta los alegatos. La sentencia podría conocerse a mediados del mes que viene, de acuerdo con la información de las fuentes.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.