access_time 21:51
|
14 de diciembre de 2006
|
|

Optimismo por piso histórico del riesgo país

El medidor de riesgo de las economías nacionales midió 252 puntos, marcando un récord mínimo. En el 2002, superó los 7.000. Economistas, exultantes

       La reducción del riesgo país de Argentina, con un nuevo mínimo histórico de 252 puntos, continuará en los próximos años, especialmente por la solidez y solvencia de su economía, coincidieron ayer economistas y banqueros. El riesgo país es un índice que elaboran las más influyentes calificadoras de riesgo internacionales y que mide la capacidad de pago de una nación y su nivel es inversamente proporcional a la cotización de los títulos públicos. “La situación de Argentina es muy sólida”, afirmó ayer el economista Aldo Ferrer, tras asegurar que el nivel de riesgo “es un reflejo de la evolución notable que ha experimentado el país”.


          Incluso, consideró que “las tendencias actuales revelan que la situación es sostenible en el tiempo, tanto por el panorama fiscal como por la balanza de pagos, así como el tipo de cambio competitivo sin efectos inflacionarios”. Por su parte,Alfredo Piano, titular del Banco Piano, consideró que el piso de 252 puntos del riesgo país “es sumamente bajo y que se mantenga en ese nivel ya es muy interesante” para la realización de negocios.


        Remarcó también el impacto que tiene en los inversores extranjeros la “fantástica recuperación de Argentina” y adelantó que estos “están esperando el día después de las elecciones nacionales” del 2007. “Después de las elecciones habrá un boom de inversiones en Argentina”, sostuvo Piano, quien asegura que, hasta esa fecha, “el clima de negocios y el financiero serán muy tranquilos”. El analista Rafael Ber, de la consultora Argentine Research, calificó como un “importante logro” para la Nación el haber generado las condiciones para que el riesgo país pasara de 7.222 puntos a mediados del 2002 a los 252 registrados el martes.


         El nuevo piso, según el economista, “tiene que ver con el contexto favorable de los mercados internacionales y la recuperación crediticia de Argentina”. Agregó que, en los próximos meses, este indicador –al que miran los inversores de corto plazo– “va a seguir bajando a un ritmo más tranquilo”. Por su parte, el economista liberal Aldo Abram dijo que, “en el cortísimo plazo, la situación de Argentina es maravillosa. La solvencia es alta, especialmente por el superávit primario y por cómo cuida esto el Gobierno”.


        No obstante, agregó que “si el año que viene hay una contracción de la liquidez internacional, como están buscando los bancos centrales, es muy probable que haya menos recursos buscando inversiones y, entonces, se elevaría no sólo el riesgo país, sino también nuestra tasa de interés”. En ese sentido, discrepó con Aldo Ferrer, para quien “Argentina no tiene una dependencia del financiamiento externo que la pueda comprometer en esa eventualidad”.

TEMAS:

Varios

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.