access_time 18:42
|
20 de mayo de 2021
|
|
Opinión

Mendoza y el país a un confinamiento total: la falta de vacunas, los errores y el fracaso

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/16006328608588346f675-3bec-4e82-8c9d-c7d9667b428c.jpg

Desde el sábado, se vuelve a la cuarentena dura por 9 días. Será la primera vez que en el gobierno mendocino no se reproche la medida.

Desde el sábado Mendoza y todo el país vuelven a una fase 1 estricta, a un confinamiento total de la población con la excepción de las actividades esenciales. La restricción será por nueve días, hasta el domingo 30 de mayo inclusive. Será la primera vez que el gobierno de Mendoza, encabezado por Rodolfo Suarez, no reprochó la medida, ni tampoco marcó diferencias con una decisión que se acordó este jueves y de manera unánime en la reunión que tuvieron el presidente Alberto Fernández y los gobernadores del centro del país sumado a los de la zona patagónica. El miércoles el presidente había comenzado a tantear el terreno de la nueva fase 1 con los gobernadores del norte.

El confinamiento nacional puede que sea anunciado en lo que queda del jueves o bien mañana viernes para que entre en vigencia desde el sábado. Durante esos días de restricciones, sólo permanecerán abiertos los supermercados, las farmacias y las estaciones de servicio. Es probable que se incluya a las ferreterías, como sucedió en el cierre estricto del 2020 y junto con eso quizás, porque no se confirmó tras la reunión de los gobernadores con el presidente, pueda que se les permita a los negocios de venta de comida y demás servicios gastronómicos, realizar envíos por el sistema delivery. 

Las clases presenciales, uno de los aspectos que más dividió al gobierno nacional con la oposición y en particular con la gobernación de Mendoza, serán suspendidas y todo volverá a la virtualidad en todos los niveles educativos hasta el último día del mes. Luego, tal como trascendió que fue acordado, cada provincia revisará sus propios números para decidir qué hacer en cada uno de los casos y por actividades. También quedan suspendidas las actividades deportivas, tanto las oficiales y profesionales como las practicadas por aficionados, como las reuniones u oficios religiosos. El resto de las reuniones, tanto las familiares como las sociales de cualquier tipo ya estaban prohibidas.

De acuerdo con lo ha evaluado el cuarto piso de la Casa de Gobierno local, Suarez irá monitoreando con su equipo de salud los resultados de las medidas que se imponen en las próximas horas, sabiendo que, de todas maneras, tendrán su impacto dentro de no menos dos semanas más.

La intención del jefe del Ejecutivo provincial es que una vez cumplido el plazo del nuevo DNU, el que anunciará el propio Fernández por medio de un mensaje grabado, Mendoza retomará el ritmo de la nueva normalidad que tiene vigencia hasta ahora. Aunque no se descarta que en materia de clases en el nivel educativo secundario y superior se permanezca bajo el sistema de la virtualidad, sin que los alumnos tengan que volver a los colegios. Tampoco es probable que se restituya la actividad deportiva amateur y para los oficios religiosos se retrotraiga todo a un aforo del 30 por ciento.

Las restricciones serán generales de acuerdo con lo que se anunciará y sólo se permitirá la circulación de las personas para las compras que seguirán ordenadas por el número de finalización del DNI: 1, 2, 3, 4 y 5 los días lunes, miércoles, viernes y domingos hasta las 14 y los números terminados en 6, 7, 8, 9 y 0 para los martes, jueves, sábados y domingos desde las 14.

En concreto, Argentina vuelve a la prehistoria de la pandemia. A los inicios. A aquellos días en los que no se sabía contra qué el mundo se estaba enfrentando. La diferencia con la actualidad está a la vista de todos. Amén de la agresividad de la segunda ola y de la aparición de las nuevas variantes por todos conocidos, las falencias en el país responden claramente a otras razones que no hay que ignorar.

No hubo vacunas, ni más camas disponibles de las que se pudieron sumar en los últimos meses. Tampoco testeos suficientes y extendidos en todas direcciones, ámbitos y lugares para conocer con más certeza la situación existente. Faltó información de calidad y en cantidad suficiente para tomar las decisiones más acertadas. También faltó y falló, cuando apareció, la política de los encuentros y acuerdos responsables. Entonces, frente a tanta falencia, desorientación y confusión desbordada, en un país apoyado en una estructura endeble, porque está todo atado con alambre, a nadie sorprende que, en medio del terror por el aumento de los casos de la segunda ola del coronavirus, sumado a un número de muertes que aumenta día tras día, se ordene un encierro masivo con la esperanza aliviar y descomprimir en parte el sistema sanitario al borde del colapso. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.