access_time 07:39
|
20 de julio de 2021
|
|
Opinión

Las venas abiertas de Cambia Mendoza

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1626193114382Cambia%20Mendoza%20-%20Pro%2003.jpg

Nunca fueron un moco de pavo los cierres electorales. Por el contrario, siempre han estado provistos de fuertes tensiones, algunas, incluso, extremas, que han hecho peligrar los acuerdos internos entre los partidos que los integran y crujir las coaliciones. Juntos por el Cambio a nivel nacional crujió y en algunos momentos les hizo temer a sus mentores y actuales referentes que todo estallara por el aire, y a sus seguidores –que en todo el territorio pueden estar representados en ese 41 por ciento que lograra la coalición en aquella elección general en la que perdió el gobierno–, que una posible fragmentación los dejara sin opciones competitivas.

En las últimas horas, la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio festejó haber alcanzado acuerdos en 22 de los 24 distritos electorales. Sin embargo, en Río Negro y en La Rioja, una de las fuerzas del frente, el PRO, no frenó sus reclamos y canceló las posibilidades de confirmar aquellos pactos nacidos algunos años atrás.

Pero las negociaciones han dejado heridas en algunos distritos que difícilmente se cierren, sino que, además, amenazan con abrirse o reeditarse con fuerza para lo que será la batalla por los gobiernos provinciales en el 2023. Mendoza es uno de esos casos. Está claro que siempre hubo recelo entre ellos y que también hicieron esfuerzos más que importantes y notables por dejar de lado algunas de sus pretensiones y exigencias más trascendentes para evitar males mayores. No obstante, entre Alfredo Cornejo y Omar De Marchi, más marcadamente en el primero, en el líder de los radicales nacionales y hombre fuerte del Gobierno en Mendoza, quedaron expuestas diferencias muy difíciles de limar de aquí en más.

En un Zoom de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, durante la mañana de ayer, fue Cornejo el que dejó en claro el malestar que provocó en el radicalismo, o al menos en él, la estrategia que usó De Marchi en Mendoza para negociar los cargos en las listas para su partido. “No tenés que preocuparte por la competencia dentro de la coalición como en el caso de esta lista radical, pero sí hay que preocuparse por los que extorsionan en las provincias y amagan con romper el frente si no logran lo que piden”, le lanzó el radical al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, luego de que el dirigente del PRO, que viene de afianzar su liderazgo al imponer a María Eugenia Vidal en la CABA y a Diego Santilli en una lista en la provincia de Buenos Aires, le reclamara a Cornejo por un grupo de notables del radicalismo que han armado una lista de la UCR con la que se presentarán en las internas porteñas. Entre esos notables están Luis Brandoni, Facundo Suárez Lastra, Adolfo Rubinstein y Ricardo Gil Lavedra, quienes se quedaron fuera del armado y pretenden jugarse una ficha en la capital del país.

La frase envenenada de Cornejo resultó ser la primera manifestación pública, o al menos que haya trascendido, en tono de queja entre los capitostes de Juntos por el Cambio y en una reunión donde se comenzó a discutir una suerte de código de convivencia entre las fuerzas para evitar fracturas y rompimientos frente a la inminente elección interna que tendrá Juntos por el Cambio en las PASO del 12 de setiembre en varios distritos, entre ellos, los influyentes Buenos Aires y CABA.

Esta confrontación entre Cornejo y De Marchi, aunque no es la primera entre ambos, está llamada a repercutir a futuro de manera inevitable y estruendosa, porque De Marchi irá a buscar una nueva chance por la Gobernación y en ese camino es muy probable que se encuentre con el propio Cornejo activando uno de sus planes para el 2023: el de la vuelta por la provincia que conquistó para Cambia Mendoza en el 2015. Para ese momento se verá cómo llegan ambos, porque dos años son una eternidad, pero nadie descarta las intenciones de Cornejo, y De Marchi, incluso, ha confesado y reconocido ese objetivo. Sin embargo, no hay que dejar de lado lo que algunos analizan respecto del partido que piensa jugar el lujanino para entonces: que debió prepararse antes, que debió haber dejado Cambia Mendoza y confirmar aquella amenaza de romper para ir por fuera porque, aunque se exponía a una derrota ineludible frente al aparato del dominante radicalismo, podría quedar en pie con una estructura de base lo suficientemente fuerte desde la cual construir su camino a su objetivo, el más importante para su carrera en la política y que le ha sido esquivo cuando lo buscó.

Quienes están cerca de De Marchi sostienen que para que no dejara el frente influyeron Rodríguez Larreta y también Patricia Bullrich. No obstante, las quejas de Cornejo por la actitud de De Marchi quedaron expuestas en la Mesa Nacional y sin que cambiara el tono de la crítica, acusando una “extorsión” por parte del referente de Macri en la provincia. Sólo queda saber si el sábado se cristalizará el acuerdo alcanzado con esos cinco o seis lugares en las listas provinciales que se le han garantizado al Pro, más uno de los escaños para Diputados nacionales que se pactó.

Con quien no pudo la cúpula nacional de Juntos por el Cambio fue con la decisión que tomó Gustavo Gutiérrez, quien se llevó una parte de la Coalición Cívica (CC) al frente Vamos Mendocinos, conformado por el PD y el Mendoexit, buscando consolidar una fuerza que se meta como una cuña entre Cambia Mendoza y el kirchnerismo. Es cierto que la CC en Mendoza no tiene la incidencia que en otras jurisdicciones, pero entre Gutiérrez y Lilita Carrió existe una relación de férrea, inquebrantable y fiel amistad de mucho tiempo atrás. En las últimas horas trascendió una llamada de parte de Carrió a Gutiérrez para que no rompiera y no se fuera. Sin embargo, Gutiérrez ya había dado el portazo, decidido y sin vuelta atrás, luego de que a Cornejo le dijera que no buscaban trabajo en el gobierno, sino respeto y lugares de decisión, e influencia en las listas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.