El sábado 16 de setiembre, fui protagonista de un terrible accidente camino a Las Leñas. La fortuna quiso que las cinco ocupantes del auto, que quedó destruido, saliéramos vivas, una de nosotras muy perjudicada, hoy en terapia intensiva en San Rafael. Quiero hacer mención de la solidaridad manifestada por la gente en ese momento de caos. La zona del accidente no tiene señal de telefonía, por lo que la policía tardó 15 minutos en llegar y la ambulancia, 45 minutos.

   El trato en el hospital de Malargüe fue muy bueno, pero esto no alcanza, claro. En el mencionado hospital, la máquina de rayos x no funcionaba, por lo que las menores, de 4 y 3 años, y la adolescente, de 19, en estado de gravedad debieron ser trasladadas a una clínica privada a fin de sacar placas. Luego de esto, tuvimos que trasladarnos a San Rafael ya que en Malargüe no hay sala de terapia intensiva. En los tiempos que corren, la importancia del centro invernal en Las Leñas y la población de Malargüe merecen tener sala de terapia, ¿dónde va el dinero de las regalías petrolíferas?, ¿por qué no se invierte en salud?, los legisladores departamentales, provinciales y nacionales, ¿no lo ven? Basta que nos toque para darnos cuenta de la importancia de un servicio de salud de calidad.