access_time 07:03
|
16 de noviembre de 2021
|
|
Opinión

El IPV y la subejecución de obras: el Gobierno dice que la Nación no envió plata

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1614264677233Casas%20IPV%20%20(5).jpg
El Gobierno lanzó tres planes de viviendas.

Según el gobierno de Rodolfo Suarez, la subejecución del presupuesto para la construcción de viviendas que tiene Mendoza se explica por la falta de un envío de fondos nacionales del orden de los 3.000 millones de pesos. De acuerdo con un documento oficial al que accedió El Sol, ese monto incluye la sumatoria de los recursos que la Nación le debió enviar por los programas Techo Digno, Hábitat, Rural y Promeba.

La polémica en torno a la cantidad de fondos invertidos por la Provincia en todo el programa de obras públicas se hizo presente durante la última campaña electoral cuando desde el kirchnerismo se criticó una supuesta falta de gestión en el área acusando al Gobierno de haber sólo ejecutado el 16 por ciento de los recursos aprobados en el presupuesto de este año para levantar viviendas sociales en la provincia. Más aún, durante uno de los debates, en el realizado en el Sur de la provincia, Fernández Sagasti sorprendió al develar la escasa cantidad de viviendas que, según afirmó, se están realizando en algunos de los departamentos y mencionó, por caso, a los de San Rafael y Tunuyán, ambos gobernados por el peronismo: “Actualmente, la provincia construye cinco casas” en cada uno de esos territorios.

La afirmación levantó revuelo. Desde el gobierno de Suarez dirían más tarde que, en verdad, los datos habían sido extraídos de la página oficial del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), pero que se encontraban desactualizados.

Ahora, por medio de un detallado informe contenido en un documento oficial, el área dependiente del ministro Mario Isgró (Infraestructura) salió al cruce de aquellos dichos, aunque reconociendo atraso en la ejecución, tanto en los recursos que provienen de la Nación como los de la Provincia. Pero, de acuerdo con ese informe, la Provincia presupuestó para viviendas 1.795 millones de pesos con fondos propios, de los cuales lleva ejecutados 1.036 millones, es decir 58 por ciento del total al 1 de noviembre del corriente año.

Pero, la mayor diferencia parece estar con las partidas prometidas por la Nación, y que figuran en el Presupuesto de la Provincia para el 2021. Se trata de 4.888,7 millones de pesos distribuidos entre el Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) y otros programas, de los cuales, según el documento oficial, sólo se ha ejecutado 6 por ciento de esa suma, unos 301 millones de pesos, “por la falta de envío de los fondos por parte de la Nación”, se sostiene.

El informe se explaya en el resto de los recursos para obras en general, contabilizando los recursos de origen tanto provincial como los nacionales. Allí se observa que entre ambos, la suma para obras para el 2021 es de 13.186 millones de pesos, de los cuales se ejecutaron 4.085 millones y se encuentran pendientes 8.275 millones.

Los fondos provinciales suman, en total, 5.088 millones de pesos, de los que el Gobierno ejecutó 2.300 millones, es decir, 45 por ciento. En cuanto a las obras viales con fondos provinciales se destinaron 1.258 millones de pesos, pero sólo se ejecutó 30 por ciento, 379 millones de pesos. El documento agrega que el financiamiento nacional para obras viales ha sido de 155 millones de pesos, de los cuales se ejecutaron 61 millones, 40 por ciento. Y, junto con ese dato, el informe asegura que a fin de año se habrá ejecutado el 100 por ciento de tales recursos.

La construcción de viviendas por medio del IPV se ha constituido en la gran deuda de los diferentes gobiernos que han administrado la Provincia en los últimos años. Si bien siempre se discutió alrededor de la cantidad de viviendas a construir con recursos públicos más los que aportan los mismos beneficiarios, el debate sufre una agudización desde la última década, acompañando, quizás, la caída en la actividad económica de la provincia, la que ha repercutido en la creación de empleo y en la calidad de vida de los mendocinos. En ese sentido, el déficit habitacional oscila entre las 70.000 casas, según el IPV, y las 100.000 calculadas por el Colegio de Ingenieros. Si se trata de soluciones habitacionales, ambos números podrían duplicarse.

El documento de obras al que accedió este diario también le dedica un apartado a la cantidad de viviendas entregadas en los departamentos junto con las que están en ejecución, las licitadas y a licitar y las mejoras realizadas. En números globales, la suma da cuenta, según el Gobierno, de que en lo que va del año se entregaron 1.592 casas, que se encuentran en ejecución 1.042, que 101 han sido adjudicadas sin iniciar, que otras 1.162 han sido licitadas, que a licitar se hallan 1.028 y que 829 han tenido mejoras.

En detalle, la cuenta de viviendas refleja aspectos un tanto curiosos. Por caso, que en Lavalle sólo se han realizado mejoras por un número de 70 viviendas, que en Tunuyán no figuran ni entregadas o que en La Paz en la actualidad no hay viviendas en ejecución, igual que en Santa Rosa.

Según el paper oficial sobre viviendas, en Ciudad se llevan entregadas 50; en Alvear, 26; en Godoy Cruz, 184; en Guaymallén, 70; en Junín, 175; en Las Heras, 253; en La Paz, 125; en Luján, 52; en Maipú, 150; en Malargüe, 46; en Rivadavia, 138; en San Carlos, 48; en San Martín, 78; en San Rafael, 43; en Santa Rosa, 10 y en Tupungato, 33.

TEMAS:

IPV

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.