access_time 07:48
|
15 de junio de 2022
|
|
Opinión

Cornejo y Bullrich, más que una “yunta” por conveniencia

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1655290083715Cornejo%20Bullrich.jpg

“Patricia está enojada con él. Le había asegurado fidelidad y de pronto se cambió de bando detrás de un mejor ofrecimiento. (Omar) De Marchi siempre jugó para él”, resumió un dirigente del Pro mendocino encolumnado con Patricia Bullrich, a pocas horas de que la exministra de Seguridad dejara Mendoza, envuelta en vítores, aplausos y expresiones de apoyo a su aventura presidencialista. Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta dividen las aguas en el Pro nacional; y, en Mendoza, el líder del partido, De Marchi, ha decidido trabajar por la precandidatura presidencial del jefe de Gobierno porteño, imaginando, además y por añadidura, que por esa vía puede que encuentre, a su vez, el mejor camino para lograr el sueño de la Gobernación.

El lujanino, hoy maldito por las viudas y viudos que fue dejando tras su paso, sabe que tiene por delante todo un Everest por conquistar, con parte del Pro en su contra y atado a la suerte de la coalición opositora a nivel nacional, la que, por ninguna circunstancia, pondría en juego la unidad para enfrentar al kirchnerismo en el 2023. Pasado en limpio, eso significa que, si De Marchi un día decide arriesgar todo para conseguir su chance por llegar a la Gobernación, dividiendo al oficialismo mendocino, separándose de sus filas y construyendo una alternativa por fuera, es posible que sólo coseche más soledad que compañía y más frío que calidez, en especial de un Juntos por el Cambio nacional que, muy probablemente, no le permita semejante arrojo y expresión de independencia. “El Omar es un hombre de la política, sabe que por ese lado no logrará lo que busca y tampoco se va a arriesgar a romper, porque no lo van a dejar tampoco”, sostiene un observador político sobre la contienda que se avecina con un menú de posibles consecuencias a la vista.

Bullrich dejó Mendoza este martes, temprano, luego de haber compartido una cena con Cornejo. Como es partidaria de las fórmulas combinadas (que entre el Pro y la Unión Cívica Radical mezclen sus referentes y definan una fórmula entre ambos), se entusiasma con contar con el senador mendocino en su cruzada. A Cornejo parece cerrarle que se coquetee con su nombre; al menos, lo mantiene en la escena nacional sobre la que pretende influir para conseguir los cambios que Mendoza y las provincias necesitan para afianzar su autonomía e independencia de movimientos. Con Bullrich coinciden en las soluciones que imaginan para generar empleo, en las reformas que hay que introducir en la economía nacional, en las modificaciones al sistema tributario y en el cambio de roles entre la Nación y las provincias sobre la recaudación de impuestos: que sean estas las que recauden y las que le depositen a la Nación su cuota parte.

Todo un cambio de concepto que expondría las ineficiencias que cometen más de uno de los caudillos provinciales; señores feudales que viven a expensas de lo que se les envía semana tras semana por coparticipación federal de impuestos. 

Pero, no sólo en eso, Bullrich y Cornejo comparten visiones. Las extienden y amplían al ámbito educativo y de la seguridad, las áreas más sensibles en manos de los gobiernos. La ex ministra viaja por el país hablando de una transformación al sistema de educación. Habla de un “Sarmiento 5.0” y de copiar, en parte, el modelo mendocino, en particular de la política que se siguió en Mendoza para frenar los constantes condicionamientos de los gremios de la educación.

En la cena que ambos compartieron el lunes, ratificaron el convencimiento de que el país no tendrá por un buen tiempo una nueva ley de coparticipación federal, porque requiere que todas las provincias estén de acuerdo. Como alguna de ellas debe perder recursos para reivindicar a otras, está más que claro que no habrá acuerdo. Por eso coinciden en que la modificación debe sobrevenir por medio de los pactos fiscales que podrían incentivar la actividad privada y modificar el reparto entre las provincias.

Los pactos, dicen ambos, establecerían regímenes de promoción de la actividad privada en cada una de las provincias con bajas de Ingresos Brutos hasta su total eliminación. Ese impuesto, el más regresivo de todos, se supliría por gravámenes internos todos cobrados por las provincias, dejándole a la Nación la administración de los denominados impuestos externos. 

Y, mientras en eso están Bullrich y Cornejo, De Marchi se concentra en el plan estratégico que arma desde mucho tiempo atrás Rodríguez Larreta para alcanzar la candidatura a la Presidencia. El diputado nacional desliza a quien lo quiera escuchar que hasta ahora no ha visto a nadie más preparado que el porteño para la nueva etapa que se le abre al país a partir del 2023. Entusiasmado con el profesionalismo que rodea al jefe de Gobierno porteño, ha advertido que cada decisión o medida que toma y anuncia Rodríguez Larreta se ha basado en datos, estadísticas y encuestas. Además, una de las cuestiones que lo terminaron por convencer de que va por el mejor camino es en aquello que, suponen, necesita Argentina para lo que viene: “Serenidad y menos gritos”. A todo eso, De Marchi y quienes lo secundan le agregan el trabajo que está desarrollando la fundación Pensar, para la Nación y para su plan en Mendoza, con las reformas que elaboran para el sistema impositivo, el régimen laboral y el previsional.

Pero, así como Bullrich sostuvo que le parece “raro” el rumbo tomado por De Marchi por haberse acercado a su rival en la interna del Pro, el diputado nacional ha optado por bajarle el perfil a la contienda. En la intimidad analiza que no ha visto agresividad por parte de la ex ministra hacia él y dice que no descarta, al final de todo el proceso de acomodamientos que se está viendo, un acuerdo entre ambos que evitaría una elección interna.

Pero, lo que no evitaría una confrontación en las PASO será el convencimiento radical de presentar su propio candidato, ya sea con una fórmula cruzada o pura, para quedarse con la candidatura a la Presidencia por parte de Juntos por el Cambio en el 2023.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.