access_time 07:47
|
5 de marzo de 2021
|
|
Opinión

Abrir la frontera para los chilenos, el porqué de casi una obsesión

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1607341247640DSC_6225-700x468.jpg
El Gobierno apuesta a recibir turistas chilenos. Imagen ilustrativa.

Sólo en el 2018, alrededor de 3.700.000 personas pasaron de visita por Mendoza. Llegaron de vacaciones, en plan de entretenimiento y de compras. De ese total, unas 800 mil provinieron del extranjero: desde Chile, Brasil y Estados Unidos particularmente; pero también de Canadá, Perú, Uruguay, Colombia, Bolivia y Centroamérica. Fue un año de los considerados muy buenos en materia turística y, claro está, en el ingreso de divisas extranjeras.

Aquel año, el 2018, los turistas extranjeros crecieron 16 por ciento por sobre el número acostumbrado y en la composición general de la demanda representaron el 21 por ciento. No menos de 300 mil, del total global, fueron los llegados procedentes de Chile.

Un informe reciente de la consultora Focus Market, elaborado en plena pandemia de coronavirus, lo que produjo que se frenara el movimiento de turistas y de ciudadanos en todo el mundo, dio cuenta de lo que pudo haber ingresado a Argentina y que no lo hizo por las consabidas restricciones. Una Argentina regalada por el tipo de cambio y que no pudo ser aprovechada ni por los potenciales visitantes ni por los empresarios y los estados receptores.

El tipo de cambio, combinado con una gastronomía de calidad ponderada en buena parte del mundo, junto a los atractivos naturales, resultaron siempre ser factores determinantes para que los extranjeros de los países vecinos eligieran al país como destino de sus vacaciones hasta el arranque de la crisis provocada por el COVID. Brasileños, uruguayos y chilenos elegían cada fin de semana largo las zonas turísticas del país para gastar sus recursos potenciando y multiplicando su valor.

Mendoza ha sido la provincia que más ha presionado para que el Gobierno nacional permita la apertura de las fronteras. Pide por la frontera argentino-chilena, por el paso más importante entre los dos países que es el Cristo Redentor y, desde ya, que por la vía aérea a través del Plumerillo.

La relevancia del reclamo tiene sus fundamentos. Ayer, mismo el gobierno provincial avanzó con el nacional en establecer una suerte de prueba piloto usando a Mendoza como ensayo. Así lo comenzaron a acordar el gobernador Rodolfo Suarez con el ministro del Interior, Wado de Pedro.

La provincia propone que se deje ingresar a los chilenos que puedan demostrar haber sido vacunados contra el COVID. Chile es uno de los países que a nivel global sobresale por haber implementado un más que exitoso plan masivo de vacunación.

El último verano previo a la aparición del COVID en Argentina, Mendoza había recibido un poco menos de 300 mil chilenos que habían gastado, en promedio, unos 100 dólares cada uno por día.

Aquel estudio realizado por Focus Market, para dimensionar las ventajas obtenidas en tierras argentinas por los extranjeros que la elegían para gastar, entretenerse y vacacionar, dio cuenta de esos beneficios.

El informe puntualizó que un vestido de mujer de buena calidad en Argentina podía conseguirse a un poco más de 17 dólares, mientras que el mismo en Uruguay alcanzaba los 37 dólares, casi 30 dólares en Brasil y casi 29 en Chile. En concreto, un turista chileno puede llegar a conseguir ventajas económicas del orden de 40 por ciento en productos adquiridos de este lado de la cordillera. Lo propio sucede al cuantificar el valor de un jean: unos 21 dólares promedio en Argentina contra 48 en Chile.

En cuanto a la tecnología, también los visitantes podrían encontrar ventajas atractivas, transformando el hecho en un incentivo para llegar al país y a Mendoza. El informe precisó que un celular de 128 gigas podría llegar a costar en Argentina casi un 30 por ciento menos que en Brasil, Chile y Uruguay: 728 dólares en Brasil; 777 dólares en Chile y 899 dólares en Uruguay, contra los casi 600 dólares en Argentina.

El nuevo pedido de Mendoza para que se le permita recibir extranjeros, ahora, particularmente, chilenos que puedan demostrar estar vacunados, resulta incierto en cuanto a una resolución favorable. La Nación mantiene dudas. Pero, así y todo, es un asunto que puede que comience a resolverse recién a partir de la próxima semana, antes del 12 de marzo que es la fecha que marca el fin del decreto vigente que impide el ingreso de los extranjeros.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.