access_time 16:06
|
22 de mayo de 2020
|
|

Arqueología

Obreros hallaron vasijas indígenas con huesos de un niño

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1590174362502Vasija%20a.jpg

Se trata de objetos de uso funerario que datan del 300 y 900 D.C. Fueron encontrados en una vivienda en Catamarca.

Obreros hallaron en el municipio catamarqueño de Paclín dos vasijas indígenas de cerámica con huesos de un niño recién nacido en su interior, que datan del 300 y 900 D.C, pertenecientes a culturas aborígenes de la zona, informó este viernes el Centro de Medios Universitarios de la Universidad Nacional de Catamarca.

El hallazgo se produjo en la localidad de La Higuera, en el departamento Paclín, a más de 60 kilómetros al este de la capital provincial en inmediaciones de una obra en construcción.

El docente de la Escuela de Arqueología de la UNCA y doctor en arqueología, Emilio Villafañez, explicó que “son dos vasijas de un tamaño medio con fondo rojo pintado con negro y blanco. Esto es muy característico de lo que se llama Aguada Tricolor o Ambato Tricolor, y son vasijas de uso funerario donde se encontraron huesos de un niño recién nacido".

"Esta práctica mortuoria es muy difundida entre estas culturas aborígenes”, dijo el especialista en un comunicado difundido por el Centro de Medios.

En esta línea, el docente indicó “es difícil establecer una cronología exacta del hallazgo ya que ese tipo de vasijas tienen un alto rango cronológico que se los ubica entre el 300 y 900 DC. Yo realicé investigaciones en todo Paclín, y particularmente en el Valle de Balcozna, donde hice mi tesis doctoral muy cerca de La Higuera".

"Allí hice la primera datación de carbono 14 en la zona datando un sitio en el 600 D.C., así que quizá esas vasijas pudieran estar ubicadas en ese periodo, pero es muy difícil de definir sin estudios más específicos”, aseguró.

Villafañez explicó que una vez enterado del hallazgo, se comunicó con la Dirección de Antropología, encargada de velar por el patrimonio catamarqueño, “nos pusimos a disposición con mi equipo para realizar un sondeo en el lugar y esperamos una respuesta”.

El docente remarcó la importancia de difundir las leyes provinciales y nacionales acerca de la conservación del patrimonio arqueológico.

“El patrimonio es de todos los argentinos, cuando se encuentran estas cosas es importante denunciarlas a los organismos pertinentes, en este caso a la Dirección de Antropología para que sean ellos los encargados de realizar excavaciones con técnicas específicas y poder conservar el contexto del hallazgo, lo cual es algo vital para entender cómo vivieron las comunidades en el pasado. En este caso de Paclín podemos ver cómo fueron muy mal excavadas, destruyendo el contexto de hallazgo y las vasijas en sí mismas”, concluyó.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.