access_time 07:22
|
11 de abril de 2019
|
Luján de Cuyo

Obras en Luján: vecinos de calle Boedo piden celeridad

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1554939523890Obras%20Boedo%20Luj%C3%A1n%20Pr%C3%B3volo%20(2).jpg

Las obras de remodelación comenzaron hace dos semanas y finalizarán en mayo. Destacan que mejorarán el flujo vehicular.

Desde hace dos semanas, personal de la Municipalidad de Luján de Cuyo inició las obras de remodelación de la calle Boedo. Los trabajos de ensanchamiento de la arteria concluirán a fines de mayo. Si bien vecinos destacan las tareas, reclaman mayor organización y celeridad para regularizar el tránsito en la zona.

El proyecto de remodelación puesto en marcha incluye, además del ensanchamiento de Boedo, la apertura de nuevas vías vinculadas con esta arteria, como así también pavimentación de calles, canalización de un cauce, construcción de veredas y una ciclovía. 

Según explicó el secretario de Obras e Infraestructura de Luján de Cuyo, Rolando Baldasso, o concerniente a calle Boedo, comprende 750 metros en obras, desde Acceso Sur hasta la vieja 40. “Es un proyecto integral que contempla que lo que es frente al parque cívico y los tramos hasta el Acceso Sur serán de doble vía, es decir, dos carriles para cada sentido de circulación. Además, un único tramo de 450 metros que es una vía para cada sentido, pero con vereda y ciclovía”.

En ese sentido detalló que la calle pasará de tener 15 metros a 20 metros -en algunos tramos- y 30 metros frente al parque cívico. “Se busca que sea ágil con el Acceso Sur y que el día de mañana permita un buen flujo no sólo debido al parque cívico, sino que ya está muy complicado el movimiento de la Boedo en sí”, agregó el funcionario.

El proyecto incluye además dos rotondas sobre calle Boedo, una de cada lado del Acceso para regular y agilizar el tránsito. Las mismas se financiarán con fondos de Vialidad Nacional.

El malestar de los vecinos

Para llevar a cabo estas tareas, desde la comuna trabajan desde hace aproximadamente 10 días en la zona, motivo por el cual el tránsito presenta demoras y, en ocasiones, debe ser interrumpido completamente.

Ante esto, los vecinos destacaron que los principales inconvenientes se presentan en horas del mediodía y durante las tardes. “A partir de las 18, cuando los chicos salen del colegio es un lío”, explicó Federico.

"Tenemos muchos problemas de circulación, a veces no te dejan pasar aunque les digas que vivís acá o que tenés una emergencia", indicó Hugo, quién reclamó mayor información a fin de poder organizarse.

Si bien reconocen que se trata de tareas necesarias, comerciantes aseguran que, a raíz de las obras, han disminuido considerablemente las ventas. En el caso de Mónica, quién se encuentra al frente de un mercado, se animó a arriesgar que las bajas fueron de alrededor del 70%. “Al estar cortada la calle, la gente ya no pasa. Son cada día menos los clientes. Esperemos que esto termine rápido para que repunten las ventas”, detalló.

Por su parte José, propietario de un corralón que se encuentra a metros del Acceso Sur, explicó que registró una disminución en la actividad ya que “este es un negocio donde todo el que viene a comprar viene en vehículo, entonces al no poder ingresar…”. En ese sentido agregó que si bien considera que estas obras son necesarias, “es el progreso y está bien. El problema es el mientras tanto, que es complejo”.

La tala de los árboles

Otro de los aspectos que destacaron los vecinos fue la tala de los árboles. “Esto ha sido siempre una arboleda, están cortando varios árboles, muchos de ellos antiguos”, explicó Federico.

Por su parte Gabriel agregó que se trataba de ejemplares “muy viejos, muchos estaban secos y eran un peligro ante las tormentas”.

Sin embargo Mónica no está de acuerdo con sus vecinos. Calificó de “pésima” la medida y agregó: “Nadie dice nada, pero han talado los árboles como han querido”.

Al respecto Baldasso aclaró que sólo se han quitado 18 ejemplares y rebrotes de álamo blanco. Aseguró además que esta medida fue autorizada por la Dirección de Recursos Renovables y del Departamento General de Irrigación con el objetivo de poder impermeabilizar el canal.

En ese sentido agregó que se sacaron “álamos blancos, no hemos tocado ningún ejemplar histórico. Sólo los que podían llegar a generar algún inconveniente o representar algún peligro” y refirió que por cada árbol que se quite se replantarán 3 ejemplares.

“Cada remodelación que hacemos, ensanche o nueva apertura, tiende a no dejar zonas insensibles sin reforestar. Ponemos muchos más árboles de los que sacamos. Están pensadas para el futuro, para que sean avenidas el día de mañana, que sean un orgullo tanto a la visual como a lo ambiental. No nos interesa tener calles peladas, por eso siempre analizamos y los árboles que se pueden dejar, los dejamos”, concluyó el funcionario.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.