access_time 20:06
|
13 de noviembre de 2009
|
|
EFECTOS DE LA RECESIÓN EN EEUU

Obama hará una cumbre por el desempleo

El presidente estadounidense convocó para diciembre a un foro sobre el tema en la Casa Blanca. La desocupación lo desvela.

    El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció ayer que convocará a un foro en la Casa Blanca el próximo mes con empresarios, sindicatos y organizaciones sin ánimo de lucro entre otros para discutir fórmulas para la creación de empleo. El mandatario celebró que la economía haya vuelto a crecer, por primera vez en más de un año, pero indicó que ese repunte “no ha conducido todavía al crecimiento del empleo, que se necesita desesperadamente”. El mandatario describió como una “señal esperanzadora” un informe publicado ayer que muestra que las peticiones semanales de ayuda por desempleo han caído, pero, aun así, reconoció que hay millones de personas buscando un puesto de trabajo.
    El Departamento de Trabajo indicó que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo disminuyó en 12.000 y quedó colocada en 502.000 la semana pasada. A pesar de esa mejoría, la tasa de desempleo en el país superó en octubre el 10 por ciento, el nivel más alto desde abril de 1983. La economía de Estados Unidos, que entró en recesión en diciembre del 2007 y todavía no ha salido oficialmente de ella, ha perdido en el período más de 7,3 millones de empleos. En octubre fueron 199.000 puestos de trabajo. Obama apuntó que ese es, precisamente, uno de los mayores desafíos de su administración y afirmó que el Gobierno tiene “la obligación de considerar cada paso adicional” que pueda tomar para mejorar la situación del mercado laboral.
    Expertos calculan que la tasa de desempleo no evidenciará un paulatino retroceso hasta entrado el 2010. El viernes, Obama promulgó una extensión, sin precedentes, del subsidio por desempleo. La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, dijo en conferencia de prensa: “Si no se extendiera el subsidio por desempleo, podríamos tener, hacia fin de año, otros 1,2 millones de personas sin ese beneficio”. Unas 558.000 personas engrosaron el mes pasado el contingente de desempleados que ascendió a 15,7 millones, lo cual subió en cuatro décimas el índice de desempleo y lO llevó a su nivel más alto desde abril de 1983, es decir, seis meses después de que concluyó oficialmente la recesión sobre la cual presidió Ronald Reagan. Unos 5,6 millones de desempleados han estado sin trabajo por más de seis meses –el período que normalmente cubre el subsidio por desempleo– lo cual representa el nivel sin precedentes de 35,6 por ciento de los desocupados.
     El Gobierno federal ha aprobado desde el 2008 otras extensiones del subsidio por desempleo, y la legislación que firmó Obama proporciona 14 semanas adicionales del mismo para todas las personas que hayan agotado sus beneficios o vayan a agotarlos antes de fin de este año. Por otra parte, el déficit en el presupuesto del Gobierno de Estados Unidos ascendió a 176.000 millones de dólares en octubre, casi cuatro veces más que en setiembre, informó hoy el Departamento del Tesoro. El saldo negativo en la cuenta del primer mes del período fiscal 2010 superó un poco el cálculo de la Oficina de Presupuesto del Congreso, que era de 175.000 millones de dólares, en lo que supone el decimotercer mes consecutivo de déficit. En octubre las recaudaciones del Gobierno federal fueron de 135.000 millones de dólares y sus gastos sumaron 311.000 millones de dólares, informó el Tesoro.
    En igual mes del año pasado, el déficit mensual fue de 156.000 millones de dólares. El déficit fiscal de setiembre fue de 46.000 millones de dólares, lo cual cerró el período fiscal 2008 con un saldo negativo de 1,42 billones de dólares, comparado con un déficit de 454.800 millones de dólares en el año anterior. El Gobierno del presidente Barack Obama considera el uso de parte de los fondos no desembolsados del salvamento financiero promulgado hace un año para reducir el abultado déficit fiscal, afirmó ayer el diario The Wall Street Journal.
     En octubre del año pasado, el Congreso aprobó y el presidente George W. Bush promulgó un plan de 700.000 millones de dólares para sustentar el sistema financiero vapuleado por quiebras y la depreciación de activos hipotecarios de alto riesgo. Hasta fin de setiembre, cuando concluye el período fiscal en Estados Unidos, se habían usado unos 560.700 millones de dólares de esos fondos.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.