Alerta meteorológico para Mendoza por vientos fuertes
access_time 10:58
|
1 de noviembre de 2006
|
|

Oaxaca se desangra

Oaxaca, uno de los estados más pobres de México, alimentaba desde hacía tiempo un caldo de cultivo para una crisis social que, finalmente, detonó un pleito en la cúpula política ansiosa de poder y venganza, según varios analistas

    Oaxaca, uno de los estados más pobres de México, alimentaba desde hacía tiempo un caldo de cultivo para una crisis social que, finalmente, detonó un pleito en la cúpula política ansiosa de poder y venganza, según varios analistas. En Oaxaca, no sólo la pobreza es ancestral, sino también los agravios cometidos por una clase política que se ha enriquecido y se maneja con estilo caciquil, dijo a Efe Juan Pardinas, del Centro de Investigación y Desarrollo (Cidac). Estas condiciones explican, en parte, la presencia de varios grupos guerrilleros.

    Oaxaca, con 3,5 millones de habitantes, más de la mitad de ellos indígenas, es, además, uno de los estados de mayor emisión de emigrantes: jóvenes con estudios de educación primaria o secundaria que van a EEUU en busca de dólares para enviar a sus familiares más pobres. Para Pardinas, la estabilidad política que necesita el Estado para superar su atraso “no puede estar basada en presencia policíaca” ni en la corrupción, sino en la solución de problemas estructurales como la descentralización educativa.

    Hace dos años, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) volvió a ganar las elecciones para gobernador de Oaxaca, las que nunca en su historia de siete décadas ha perdido, pero lo hizo a un alto precio: hubo un enfrentamiento interno en la cúpula príista. Ulises Ruiz llegó al poder apoyado por su antecesor, José Murat, pero con el repudio de otros dirigentes, entre ellos, la poderosa Elba Esther Gordillo, líder nacional de los maestros, quienes respaldaron al opositor Gabino Cué.

    Esta confrontación por Oaxaca, considerado una “reserva de votos para el PRI”, ocurrió como parte de la pugna por la designación del candidato presidencial del PRI, la que finalmente ganó Roberto Madrazo. El triunfo de Madrazo, apoyado por Murat y Ruiz, provocó muchas fracturas, entre ellas, la salida del PRI de Gordillo y el ex gobernador oaxaqueño Diodoro Carrasco, quienes en las presidenciales de julio apoyaron abiertamente al Partido Acción Nacional (PAN).

    En esta guerra sin cuartel, Ruiz comenzó a reprimir a sus opositores y cuando la sección del sindicato de maestros de Oaxaca se puso en huelga, el 22 de mayo, en demanda de un aumento salarial, el gobernador envió el 14 de junio a la policía para quitarlos de un “plantón” que habían instalado en una plaza oaxaqueña. Este desalojo fallido prendió la chispa para generar un movimiento social, la Asociación del Pueblo de Oaxcaca (APPO) –algunos analistas no descartan la mano de políticos en su formación–, la que no sólo apoyó a los maestros en su reivindicación salarial, sino que sumó la exigencia de que Ruiz renunciara al cargo.

    “Todos contra Ulises” pareció ser la consigna de grupos civiles, sindicatos, políticos, enemigos, incluso ex aliados que quieren ver a Ruiz fuera del poder. Pero el fantasma del derrocamiento de un gobernador a causa de un movimiento social causó temor en la clase gobernante mexicana, que vio el riesgo en que podría meterse al presidente electo, el conservador Felipe Calderón, cuyo triunfo es cuestionado por el izquierdista Manuel López Obrador, quien mantiene un movimiento de resistencia civil pacífica, coincidieron analistas.

    Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), ganó los comicios presidenciales de julio con un apretado resultado, el que,según asegura la izquierda, fue mediante un fraude electoral. Para el PRI, la caída de Ruiz antes de que se cumplan, el 1 de diciembre, los dos años de su gobierno, representaría también un riesgo, ya que se tendría que convocar a elecciones extraordinarias que, según estiman los príistas, difícilmente ganarían.

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.