access_time 05:12
|
19 de febrero de 2007
|
|
Julio Chávez

?Nunca sentí que iba a ganar?

Con el Oso de plata bajo el brazo, el actor habla de su paso por la Berlinale.

   El argentino Julio Chávez, quien ganó el Oso de plata al mejor actor por el filme El otro, aseguró que nunca sintió que tenía posibilidades de obtener el galardón, al punto que le costaba verse al lado de otros artistas candidatos. “Cuando me hablaban de que también eran candidatos Robert De Niro, Gerard Depardieu o Matt Damon, pensaba que estaba buenísimo que me hayan invitado a la fiesta pero, sinceramente, nunca sentí que iba a ganar y que me iban a poner en la cabecera de la mesa”, afirmó el actor en declaraciones a la prensa local.

   La película argentina El otro, de Ariel Rotter, arrasó el sábado en la Berlinale con dos Osos de plata –el de mejor actor y el gran premio del jurado–, mientras que el de oro fue para otro exponente del cine de autor, el filme chino Tu ya da hun shi, deWang Quan’an. Chávez ya había estado el año pasado en la Berlinale con El custodio, que ganó el premio Alfred Bauer, en memoria al fundador del festival.

   De todas formas, tanto el sábado como aquella vez, Chávez estuvo ausente al momento de anunciarse los premios por motivos laborales, aunque envió un correo electrónico de agradecimiento, por las dudas. El año pasado se encontraba en pleno rodaje de El otro, mientras que este fin de semana “no podía correr el riesgo ético de no cumplir con los espectadores” y prefirió regresar a Buenos Aires para brindar las funciones previstas del unipersonal Yo soy mi propia mujer.

   Chávez sólo estuvo esta semana unas veinte horas en Berlín para presenciar la gala del estreno de El otro, una película de muchos silencios que gira alrededor de un hombre, aparentemente feliz, buen esposo y buen hijo, quien acaba de saber que va a ser padre. “Berlín tiene un profundo significado para mí. Ahí nació mi padre y de ahí tuvo que huir por ser judío. En esas horas que pasé allá, sobre todo al subir al escenario, sentí que mi padre hubiera estado orgulloso de que me aplaudieran en el sitio del que alguna vez lo habían echado”, reflexionó el actor.

   Pero, más allá de estar presente, el artista aseguró que creía que su aparición en el filme era perjudicial. “Cuando El otro luchaba por ser seleccionada, pensé que no iban a elegir dos años consecutivos a películas argentinas con el mismo actor. Después, imaginé que otra ausencia mía podía complicarla”, admitió. “Si fuera (el poeta francés) Paul Celan, tal vez podría decir que no me interesan los premios.

   Pero no tengo esa capacidad de pensamiento”, apuntó el actor. “Si algo que hice está en una competencia y hay que entrar en ese juego, quiero ganar. Pero si hablamos de cuán importante es ese juego, es relativo”, señaló. Además, el artista confesó que, luego del anuncio del premio, habló telefónicamente con Rotter, en una charla en la que hubo “más lágrimas que argumentos”. “Ariel estaba tan emocionado que le corté. Él allá, en Alemania, y yo acá. Es como esa gente que te llama desde la Capilla Sixtina y te dice:‘No te das una idea lo lindo que es todo acá”, concluyó Chávez entre risas.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.