access_time 08:06
|
10 de enero de 2019
|

Nunca salir del margen de la ley

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1546995620354IMG_9599.jpg

Hay una forma de hacer y de entender la política que en algún momento debe terminar. Tratar de imponerse a la fuerza en un sistema democrático no es más que atentar contras las instituciones que, además, contemplan las instancias de reclamo y las celebran en la Constitución nacional, por supuesto, dentro de los parámetros establecidos por la ley.
La puesta en marcha del Mendotran sirve de ejemplo. Hubo marchas y quejas, en algunos casos, motorizadas por sectores políticos que encuentran en estas crisis
la única posibilidad de trascender en la opinión pública. No es un debate de modelos de ideas, es sumarse y agitar a la masa enardecida. Incluso, hasta
eso parece válido.
Lo que debe ser inaceptable es el agravio personal, la agresión, el escrache, las amenazas y asumir que cualquier motivo es excusa para generar caos. Y si eso se propicia desde algún sector en particular, peor aún.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.