access_time 10:48
|
11 de junio de 2017
|
Para imitar

Nuevos desafíos solidarios enfrentan los estudiantes de una escuela de Godoy Cruz

<p>En el 2016 la Elevediez les otorg&oacute; el Premio Ra&iacute;ces a los alumnos del colegio &quot;Nuestra Se&ntilde;ora de Pompeya&quot;, que realizan un trabajo solidario elogiable.</p>

A través de "Proyectando Humanidad", una iniciativa sociocomunitaria, estudiantes de la Escuela Nuestra Señora de Pompeya de Godoy Cruz ayudan a diferentes entidades. Empezaron tímidamente los alumnos de 4to y 5to año, pero hoy primario y secundario unen su solidaridad para ayudar a los más necesitados.

De junio a noviembre los estudiantes trabajan en diversos proyectos. Para ello realizan estudio de campo para interiorizarse sobre las necesidades que atraviesan las sedes que asisten y luego ponen manos a la obra.

Una escuela que sabe de valores

Año a año los estudiantes se plantean nuevas metas y buscan soluciones a ellas. Este año decidieron que no sólo fueran los alumnos de 4to y 5to año los que trabajaran en el proyecto sino asumir un desafío mayor: primario y secundario trabajando por una misma causa.

“Con Proyectando Humanidad buscamos crear el espíritu solidario de los alumnos. Ya llevamos más de tres años con esta tarea y los resultados han sido muy positivos porque no sólo los chicos se comprometen con el prójimo sino también sus padres, amigos y docentes. Todos funcionamos en equipo y los frutos son maravillosos”, expresó a El Sol Mariana Cóvolo, profesora de Formulación de Proyecto y responsable del proyecto.

Algunos de los estudiantes del Pompeya con niños del Jardín de Palmira

Tras haber sido distinguidos con el Premio Raíces, otorgado por la Elevediez en su aniversario, los jóvenes decidieron apostar por más y así fue como toda la comunidad educativa está abocada en la labor solidaria.

Este año el objetivo es ayudar a tres instituciones: el Jardín Noemí Servant de Giménez, ubicado en Palmira; el cotolengo Don Orione; y el Comedor Comunitario La Bancaria, que funciona en pleno centro.

Ayudemos a ayudar

Tras un estudio de campo en el lugar, los estudiantes encontraron que en el Jardín de Infantes al que asisten 90 alumnos (en dos turnos) hay muchas falencias.

En estos humildes juegos intentan divertirse los pequeños del Jardín.

“Fuimos el viernes pasado a la institución y nos encontramos con una escuela triste y sin infancia. Allí no hay juegos, no hay recreación. Los alumnos están tomando clases todos amontonados, los docentes hacen lo que pueden. La verdad fue muy triste. De todos modos, el compromiso lo tenemos y los ayudaremos en todo lo que necesitan”, dijo Cóvolo.

Así luce otro rincón del patio del Jardín

Al hablar sobre las necesidades, la docente contó que en un primero momento y, tal vez, lo más urgente es conseguir pintura para pintar las salas y alambre romboidal para cerrar el espacio así no se roban los elementos que allí se encuentran.

“Luego nuestra idea es crear una plaza con juegos para que los chicos puedan disfrutar y recrearse como cualquiera”, aseguró.

Hogar Don Orione

El hogar realiza un trabajo interdisciplinario con jóvenes que padecen diferentes patologías mentales, motrices y demás. “Si bien recibe mucha ayuda de diferentes instituciones, la entidad hoy requiere de algunos objetos como pañales y también materiales didácticos como afiches, marcadores, papel glasé, crepe, barrilete, colores, en fin, todo lo referido a útiles escolares será muy bien recibido”, contó Mariana.

Comedor comunitario La Bancaria

Finalmente, los alumnos del Pompeya ayudan al Comedor Comunitario La Bancaria. Una entidad que da merienda y cena a más de 100 personas de lunes a viernes.

“Además de alimentos no perecederos, ropa, calzado, solicitamos materiales para que los que asisten puedan continuar con los talleres que se dictan en la sala. Los mismos fueron suspendidos por falta de insumos y es lamentable ya que mucha gente hace su artesanía para luego venderla y así lograr un sustento económico”, manifestó la docente.

Algunos de los objetos realizados en los talleres

Entre los elementos que necesitan figuran: pinturas, acrílicos, yeso, papel de diario, plasticolas, goma eva, lapiceras, témperas, acuarelas, pinceles, cartulinas. 

 
 
 

Hasta noviembre los estudiantes tienen mucho por hacer y necesitan de la solidaridad de todos los mendocinos. “Apelamos una vez más a la colaboración de todos los que quieran sumarse en nuestro proyecto, proyecto que no sólo conretan los estudiantes sino que cuenta con la ayuda y apoyo de toda la comunidad educativa y padres. Todos estamos unidos por un mismo fin que es la solidaridad”.

 

Los que deseen sumarse al proyecto podrán entregar sus donaciones en el colegio Nuestra Señora del Rosario de Pompeya (Derqui 1240 esquina Paso de los Andes, Godoy Cruz) de 8.30 a 13.30, a través de facebook en @proyectandohumanidad o llamando al teléfono 261-5693289.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.