access_time 18:25
|
30 de agosto de 2006
|
|

SOBORNOS EN EL SENADO

Nuevo pedido de juicio por coimas

La Oficina Anticorrupción insistió en que la apertura de la causa por sobornos en el Senado será un ?éxito? en la investigación de hechos de corrupción.

    La Oficina Anticorrupción (OA) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos consideró ayer que la apertura del juicio oral en la causa por el pago de sobornos en el Senado para la aprobación de la Ley de Reforma Laboral significará “un éxito en la difícil investigación de los hechos de corrupción, frecuentemente encubiertos por pactos de silencio y acuerdos de impunidad”. Así se desprende de uno de los párrafos de las 200 carillas mediante las cuales la OA solicitó este mediodía al juez federal Daniel Rafecas que eleve la causa a juicio oral y público.

   Con las firmas del titular Abel Fleitas Ortiz de Rosas y del director de Investigaciones, Martín Montero, la OA afirmó que “con el presente paso procesal se abre una etapa decisiva en uno de los casos de mayor gravedad institucional que ha conocido nuestro país”. “La prueba reunida durante la instrucción, que dio lugar al procesamiento de los imputados y la próxima apertura del juicio oral, significa también un éxito en la difícil investigación de los hechos de corrupción, frecuentemente encubiertos por pactos de silencio y acuerdos de impunidad”, sostuvo la OA.

    El organismo indicó que para ese logro “se han sumado la decisión y los aportes de denunciantes y testigos, la contribución valiosa del periodismo y la intensa tarea del ministerio público y de la instrucción, que ha permitido reunir gran cantidad de elementos de prueba”. Fleitas Ortiz de Rosas y Montero analizaron las pruebas de la voluminosa causa (tiene más de 20.000 fojas), que “corroboran las circunstancias configurativas de los ilícitos imputados” a los ex funcionarios de la Alianza, procesados por cohecho activo (pago de las coimas) y a los ex senadores justicialistas por cohecho pasivo (cobro de los sobornos).

    La OA ratificó la validez del testimonio del arrepentido Mario Pontaquarto, el que, “acompañado del resto de los elementos de juicio –que se insertaban de modo coherente con el relato y le prestaban solidez– hacían más que probable el hecho”. El nuevo pedido de elevación a juicio sostiene que “en el presente caso, el cúmulo de pruebas reunidas, inusual en delitos realizados en las sombras y con fuertes pactos de silencio y de impunidad, supera ampliamente los grados de certeza necesarios para fundar un procesamiento”. La OA recordó que Rafecas tuvo en cuenta documentación e informes del Senado, de otros organismos y de la SIDE, junto a “múltiples testimonios de varias personas”.

TEMAS:

el pais

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.