access_time 16:53
|
19 de agosto de 2006
|
SOBORNOS EN EL SENADO

Nuevo juicio a los implicados por coimas

A partir de las declaraciones de la ex empleada de la Cámara Alta, la causa por coimas tomó otro rumbo. El juez Rafecas enviará a juicio a los ya procesados ex funcionarios implicados.

    La situación del ex senador justicialista Remo Costanzo, en la causa por el pago de sobornos en el Senado, se complicó ayer porque una segunda ex empleada confirmó que la ex secretaria que el jueves declaró en su contra tenía una “relación personal y laboral” con el procesado en la causa. Natalia Tolosa era secretaria del turno tarde de Costanzo en el Senado nacional y dijo al juez federal Daniel Rafecas que conocía a Sandra Montero y que esa mujer iba a diario al despacho del ex parlamentario en la Cámara Alta, informaron fuentes judiciales.

LA RELACIÓN. La testigo habló de una “relación personal y laboral” entre Montero y Costanzo, y refirió que conocía a la mujer desde 1996. Los testimonios de Sandra Montero serán agregados a los fundamentos de la elevación a juicio oral, tanto del fiscal del caso, Federico Delgado, como del juez federal Rafecas, quien se apresta a dar por cerrada la investigación en lo atinente a los ya procesados. La mujer, quien fue empleada de Costanzo y afirmó haber tenido con él una relación de “amistad”, dijo que los 300.000 pesos estaban en el despacho del entonces legislador en el Senado, entre otras precisiones que complicaron su situación judicial.

EL NUEVO PROCESO. Por otra parte, fuentes judiciales explicaron que se evalúa ordenar que uno de los ex legisladores nombrados por Montero el jueves, Angel Pardo, sea revisado por peritos del cuerpo médico forense. El objetivo será determinar si está en condiciones de someterse a las exigencias de un proceso penal, debido a que tendría graves problemas de salud. Montero, quien solicitó ser testigo protegida, afirmó que Costanzo habló de reparto de dinero por parte de Costanzo tanto a Pardo –único con falta de mérito– como a los ya procesados ex senadores Emilio Cantarero y Alberto Tell.

    Rafecas enviará a juicio a los ya procesados ex senadores, al ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, al ex titular de la SIDE Fernando de Santibañes y al arrepentido ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto. Los ex senadores juzgados serán Augusto Alasino, Emilio Cantarero, Ricardo Branda, Alberto Tell y el entonces titular del bloque de la Alianza en el Senado, José Genoud.

    Para una eventual segundo proceso dejaría al ex presidente Fernando de la Rúa, a quien indagó dos veces como sospechoso del delito de cohecho activo y sobre quien falta definir la situación procesal. La ex empleada de Costanzo declaró bajo juramento de verdad, haber sabido que De la Rúa “estaba al tanto” del pago de sobornos, debido a que eso se comentaba en la Casa de Gobierno.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.