access_time 21:18
|
12 de noviembre de 2009
|
|
FERIA DEL LIBRO 2009

Novedades y repeticiones de la muestra

Como el viento Zonda, el encuentro pasó, y tras él quedaron varios temas que rever y otros que mejorar. Destacamos ocho publicaciones que marcaron la cancha este año.

    Y, ya que estamos, hagamos una analogía simplona. La Feria del Libro de Mendoza es como el viento Zonda: ya antes de que llegue, a algunos les hace doler la cabeza; cuando por fin lo tenemos encima, levanta polvareda y genera algún que otro accidente, cuando no un incendio, y cuando se va, la temperatura desciende, y todo vuelve a la normalidad, barremos la vereda y hasta la próxima. Pasó otra Feria del Libro y parece que, como ya se anunciaba el año pasado, encontró su lugar en el ECA, o mejor, en Gutiérrez entre España y 9 de Julio, porque el edificio de Cultura y la plaza San Martín son también buenos lugares para ocupar, como quedó demostrado. Pero hay varias cosas por rever.
    Por ejemplo, de qué sirve una “fiesta de los libros” si los precios son los mismos que en las librerías e, incluso, a veces más altos. Está bien que los vendedores no comen aire, pero la argentinada de poner un poquito más arriba los valores no acerca a la gente a los libros, la espanta, entonces, chau fiesta. El espacio para las bibliotecas es una gran idea, pero que fue poco aprovechado. Afinando la puntería, los resultados serían otros. Algo que ya fue criticado años anteriores volvió a suceder. Si la feria está dedicada a Tejada Gómez, lo mejor sería que la gente tuviera a su alcance textos de él, pero encontrar uno de sus libros fue un objetivo casi imposible.
    Tal vez, una charlita previa con una editorial resolvería el problema. Y algo sobre lo que insistimos: el trato a los autores locales. No puede ser que los escritores y las editoriales que más están haciendo por nuestra literatura tengan, justamente en la Feria del Libro, su lugar en un subsuelo inaccesible, caluroso, incómodo y varios adjetivos más. Y si a las condiciones físicas de ese sótano le agregamos que no había carteles ni otras señales que indicaran cómo llegar hasta allí, entonces, para la mayoría de los visitantes, Indy-Gentes no existió, por lo tanto, una vez más, los escritores de acá, los que nos enorgullecen cuando promocionamos nuestra cultura en el exterior, pasaron desapercibidos. La feria pasó y seguirá corriendo agua bajo el puente y Zonda en altura. Veremos qué nos depara el 2010. Por ahora, los dejamos con la recomendación de ocho títulos que sobresalieron en estos diez días.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.