access_time 19:26
|
11 de junio de 2007
|
|
ARGENTINOS DE EXPORTACIÓN

?No tenía ninguna intención de hacer algo en la TV?

Luego del estreno de Incorregibles, Guillermo Francella se instalará en México para rodar una cinta bajo las órdenes de Carlos Cuarón.

    Guillermo Francella, luego de un 2006 en el que estuvo abocado de lleno a la televisión –con la exitosa sitcom Casados con hijos–, decidió alejarse de la pantalla chica para incursionar en las filas del cine.Aunque otrora fue parte de proyectos tales como Papá se volvió loco (2005), Un día en el paraíso (2003) y Papá es un ídolo (2000), entre otros, esta vez el desafío será más ambicioso, ya que lo llevará a trasladarse por unos meses a México.

    Se trata de la cinta Rudo y cursi, ópera prima del mexicano Carlos Cuarón, largometraje en el que el humorista argentino compartirá cartel nada más y nada menos que con Gael García Bernal y Diego Luna.   Durante su última visita al país, cuando vino a presentar Incorregibles –filme que protagonizó junto a Dady Brieva–, el actor dialogó con la prensa y relató su nueva experiencia.

¿Cómo vienen los preparativos de la película que estás grabando en México? Todavía no he comenzado pero es una película que se rueda en México con Gael García Bernal y Diego Luna. Es una cinta que va a dirigir Carlos Cuarón y va a producir Guillermo del Toro. Es un filme que me llegó a partir de una audición que hice acá en Argentina con muchos actores argentinos que también han participado. Fui elegido para filmarla, así es que estoy con mucha expectativa de esto que voy a vivir. Era algo que me interesaba y lo voy a poder hacer.

Tuviste que atravesar una especie de casting, algo que no es muy común en los actores que tienen una trayectoria como la tuya. ¿Qué sentiste en ese momento? Me interesó mucho la propuesta,me interesó mucho la gente que iba a juzgar lo que uno hacía. Son personas que yo respeto y admiro profundamente desde hace mucho tiempo. Participar en esto me devolvió la adrenalina al cuerpo como cuando era joven. Me pareció que era muy interesante y, además, con ese coronario final de que haya sido elegido, aún más.

¿Ya sabés cómo es tu personaje? Sí, por supuesto que sí. Es un personaje hermoso, un personaje que justamente es un argentino. Son estos buscadores de talento que hay en todo el mundo, sobre todo en el ambiente futbolístico, en el que buscan pibes del interior para llevarlos al DF (Distrito Federal) para triunfar. Esos serían los titulares del personaje. Es una película muy intensa, realmente sólida, muy bien estructurada, con un personaje que me va a gustar mucho a medida que lo empiece a crear.

Entonces, es un personaje alejado de la comicidad. Aunque tiene momentos de comedia, sí, está alejado de eso.

También filmaste Incorregibles, por lo que podría decirse que todo este primer semestre te dedicaste al cine. Sí, estaba un poquito premeditado. No tenía ninguna intención de hacer televisión, eso ya me lo había establecido. Y, bueno, se dio de este modo. No fue tan buscado, sí fue buscado que iba a filmar Incorregibles entre febrero y marzo, pero después no sabía qué iba a pasar. Esta última posibilidad de trabajar fue un regalo.

¿Cómo fue la química con Dady? Fue una muy linda experiencia con él. La verdad es que no lo conocía, salvo de verlo en algunos eventos y compartir algunas tapas de revista, nunca habíamos trabajado juntos y fue una experiencia realmente muy buena. Es muy profesional, un gran laburante, me gustó.Me dio mucho placer actuar con él.

¿Creés que esta incursión en la pantalla grande mexicana va a cambiar la mirada que tienen los críticos de cine para con tus trabajos, que, por otra parte, son muy taquilleros? Bueno, ya estamos un poco acostumbrados, ya viene de décadas.Acá en Argentina ha pasado eso. En algún momento se revertirá, hoy por hoy no se logra. Pero estoy acostumbrado a eso, algún día lo reconocerán pero siempre sostengo que no puede estar tan alejada la crítica del gusto popular. Sin embargo, sigue ocurriendo y contra eso no se puede luchar tanto más que emitir una opinión. La opinión de los críticos hacia mí siempre fue muy buena. A mí siempre me han criticado muy bien.

¿Hasta dónde llega tu anhelo a nivel profesional ahora que llegaste al cine de México? El tiempo lo dirá, eso sí, si se abre alguna puerta a raíz de esta película, bienvenido sea. Hay que ver qué tipo de puerta y qué tipo de ventana se abre pero uno siempre está abierto para escuchar y ver. Si se abre un panorama diferente, es tentador transitarlo.

¿Seguís ligado a Telefé por contrato o de palabra? Por supuesto que sí.

¿Existe la posibilidad de que hagas tele este año? No, este año no.

¿Por decisión personal o de la emisora? Lo hemos hablado con Claudio Villarruel y él sabe que tengo puesta mi energía en esto, que hasta mediados de agosto o más voy a estar con esta película. Y para armar un proyecto hay que darle mucho tiempo, no se puede hacer así porque sí. No creo que vuelva a la tele inmediatamente. Respecto a la última edición de los premios Martín Fierro,

¿creés que Casados con hijos se merecía alguna estatuilla más? Sí, siempre están discutidos esos premios. Era unánime que todos queríamos que pase eso con Casados con hijos, era más que merecedor. Pero no fue así, este año, el jurado apoyó más la otra propuesta, Sos mi vida, y contra eso te tenés que entregar, no hay alternativa. Si me preguntas cómo me sentí, creo que Casados con hijos era merecedor.

EL CINE EN LA VIDA DE FRANCELLA. A pesar de que se trata de una superproducción, esta no es la primera experiencia de Guillermo en el cine. Fue en 1985 cuando el cómico más querido por los argentinos hizo su primera incursión en el celuloide con la cinta El telo y la tele. Un año después llegó el turno de la inolvidable Brigada explosiva y, ese mismo año, Camarero nocturno en Mar del Plata. A partir de allí, Francella participó en más de una veintena de proyectos cinematográficos –la mayoría de ellos con gran éxito en taquilla–, entre los que se destacan Bañeros II, la playa loca (1989), Extermineitors (1990), Un argentino en Nueva York (1998), Esa maldita costilla (1999), Papá es un ídolo (2000) y Un día en el paraíso (2003).

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.