access_time 19:25
|
24 de agosto de 2006
|

LA IGLESIA EN CONTRA DEL ABORTO

?No sembrar la cultura de la muerte?

Los obispos están preocupados por la idea abortista instalada en la sociedad. Se manifestaron en contra de la despenalización del aborto y rechazaron a los que lo tratan de ?retrógradas y fundamentalistas?.

   La Conferencia Episcopal Argentina abogó ayer por “no sembrar la cultura de la muerte en nuestra sociedad”, al manifestarse en contra de la posibilidad de despenalizar el aborto, y rechazó a los sectores que la acusan de “retrógrada y fundamentalista” por su posición ante el tema. La posición de la Conferencia Episcopal fue fijada por su Comisión Permanente, en una declaración titulada Una cuestión de vida o muerte, dada a conocer este mediodía durante la segunda jornada de deliberaciones del organismo que preside el cardenal primado, Jorge Bergoglio.

    “En nuestros días se ha reavivado la polémica sobre la despenalización del aborto, con motivo de situaciones muy dolorosas que afectan la vida de una joven discapacitada y de un ser inocente por nacer. Lo trágico de esta situación no puede hacernos olvidar que podemos asesinar a un inocente”, advierte el texto.

DESPENALIZAR. Los obispos se refirieron al caso de la joven mendocina discapacitada que quedó embarazada producto de una violación, a quien ayer la Suprema Corte de Justicia de la provincia autorizó a realizarle un aborto, rechazando un recurso de amparo presentado por varias organizaciones no gubernamentales de origen católico. Este caso se sumó al de otra joven de La Plata, también discapacitada y violada, a quien la Justicia le autorizó un aborto que finalmente no pudo ser practicado por el estado avanzado de su embarazo.

    Ante los casos ocurridos en Mendoza y La Plata, los obispos advirtieron sobre la posibilidad de que pudiera ser alentada la idea de despenalizar el aborto en el ámbito nacional, y decidieron salir públicamente hoy con una dura declaración, en la que dejan sentada, una vez más, su posición a favor de la vida. “Muchas veces se nos quiere hacer aparecer como retrógrados o fundamentalistas ante el tema del aborto.

   Se acepta y valora el trabajo de la Iglesia en favor de los pobres, pero se nos descalifica cuando defendemos el derecho a la vida”, señalaron en el texto de una carilla. “Cristianos, como nos enseña San Pablo, no entristezcamos a Dios: no sembremos la cultura de la muerte en nuestra sociedad.”

CONCIENCIA. Ante esta realidad, se preguntan “¿cuál será la opción de los argentinos?”, afirman que “cada uno en su conciencia debe discernir si quiere una sociedad que respete la vida de todos los seres engendrados” y piden que se asuma el tema “con la seriedad que se merece”. En la declaración, mencionan también la película El grito silencioso, en donde “la técnica nos permite apreciar que no hay ninguna diferencia entre destrozar el cráneo de esa pequeña criatura ya gestada o cometer el homicidio de un niño que camina por la calle.” Asimismo, en su carta evocan la figura de la Madre Teresa de Calcula, quien “puso tanto empeño en ocuparse de los moribundos, como en impedir que las madres cayeran en el gravísimo error de abortar a sus hijos”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.