access_time 16:41
|
26 de octubre de 2006
|
|
SAN RAFAEL

No quisieron jurar pero ?prometieron? decir la verdad

Claudio Aguirraya (29), único imputado en el juicio por el homicidio de Ricardo Calapiña, negó ayer ser el autor del hecho ocurrido el 17 de julio del 2005 en San Rafael

    Claudio Aguirraya (29), único imputado en el juicio por el homicidio de Ricardo Calapiña, negó ayer ser el autor del hecho ocurrido el 17 de julio del 2005 en San Rafael. Marta Morales, esposa de la víctima del homicidio, Ricardo Calapiña, y un hermano de ella, Julián, se negaron ayer a jurar antes de que el Tribunal les tomara las respectivas declaraciones. La situación en ambos casos fue difícil para los jueces. Luego de una pequeña deliberación, los dos bolivianos fueron invitados a que se “comprometieran” a decir la verdad.

    La negativa a jurar se debió que la madre de ambos les había enseñado que jurar es una “bendición”. De acuerdo con la investigación judicial de este caso, Aguirraya habría dado muerte a Calapiña en la zona de Jaime Prats. Los dos habrían ido en una camioneta de Aguirraya cuando, supuestamente, hubo una discusión. Calapiña fue golpeado y luego ahorcado. Tras cometer el hecho, Aguirraya habría cargado el cuerpo en el vehículo junto con una moto de Calapiña. Después, los dejó a la vera de la ruta 143 en Villa Atuel.

    Ayer, Aguirraya negó tal acusación y dijo que ambos iban en la Rastrojero cuando fueron interceptados por un auto con tres individuos. Estos hombres habrían discutido con Calapiña y lo agredieron, para después cargarlo en el baúl del auto junto con su moto. Aguirraya dijo que él también fue amenazado y que le pincharon una rueda de su vehículo. Aguirraya dice que se enteró de la muerte de Calapiña cuando llegó la policía a su casa y lo llevó detenido como sospechoso del homicidio.

    La mujer de Calapiña, Marta Morales, dijo tener conocimiento que un gitano de Alvear frecuentaba su casa con intenciones de venderle una camioneta a su marido. Incluso realizaron una operación y que el gitano se llevó 15.000 pesos y nunca le entregó el vehículo. Calapiña fue visto con vida por última vez cuando Aguirraya pasó a buscarlo por su domicilio su camioneta.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.