Alerta de Defensa Civil por tormentas en distintas zonas de Mendoza
access_time 22:27
|
23 de abril de 2007
|
|
Francis Gimenez do Santos

?No quiero que se lleve a mi hija?

El padre de la hija de Griselda, ex GH07, contó a Protagonistas su verdad.

    Por primera vez, Francis Gimenez do Santos, ex pareja de Griselda Sánchez y padre de su hija, Memé, habló con Protagonistas en exclusiva acerca de su paternidad y su relación con la ex GH07. Tras un largo silencio, el joven, de 24 años, decidió contar su verdad en una charla en la que, además de algunos detalles acerca de su noviazgo con Griselda, pidió que la morocha no le quite a su hija

¿Cómo se inició la relación?
    Siendo compañeros en la Escuela de Bellas Artes, comenzamos una relación amorosa que, al principio, se perfilaba como duradera pero que el tiempo tornó tormentosa. Desde que ingresé a la institución me fijé en Griselda, ya que era una chica que se destacaba de las demás. Así fue que tuvimos un noviazgo que sólo duró un año y tres meses.

¿Qué recuerdos tenés de esa época?
    Al principio todo fue muy lindo, ambos éramos muy jóvenes, ella tenía 16 y yo 18 años, y de mi parte había mucho amor. Al cuarto mes nos enteramos de que íbamos a ser padres y, en lo personal, fue la noticia más importante de mi vida, ya que mi sueño siempre fue tener una niña.

¿Planificaron la llegada de Memé?
     No, en realidad, no nos cuidamos y justo ella estaba ovulando, por lo que, consumado el hecho, ambos fuimos conscientes de lo que venía. Esto quiero que quede claro, ya que no fue como ella dijo en GH07, que fue un accidente porque se rompió el profiláctico. La verdad es que no nos cuidamos.

¿Cómo siguió la relación?
    Desde entonces las cosas empeoraron no sólo con Griselda, sino también con su familia. El problema mayor era que sus parientes no me querían y, sin motivos, me hicieron la vida imposible, al punto de prohibirme ver a Griselda.

¿Ya le habían comunicado la noticia del embarazo a la familia?
    No, porque Griselda tenía miedo de cómo podrían reaccionar sus padres, ya que era muy chica. Fue recién al quinto mes de embarazo que estos se dieron cuenta, porque la panza ya se le notaba.

¿Siguieron juntos?
    Nos veíamos a escondidas de sus padres. Desde que se enteraron de la noticia me echaron de la casa y, ante ello, recurrí a mis padres a fin de que pudieran mediar para que pudiéramos continuar con nuestra relación. Y así pudimos estar un tiempo más juntos.

¿Estuviste presente en el parto?
    Con el tiempo, la situación con la familia de Griselda se normalizó. Hicimos juntos el curso de preparto y asistí al parto sin problemas. Sin dudas, en ese momento me convertí en el hombre más feliz del mundo. Nuestra relación siguió con normalidad, aunque su familia no permitía mi presencia en su casa. Por lo que todo se hizo más complicado. De hecho, ella comenzó a esquivarme.

¿Es cierto, como contó Griselda, que no quisiste reconocer a tu hija?
    Eso es lo más absurdo que he escuchado. Al segundo mes de haber nacido nuestra hija y ya habiendo decidido juntos los tres nombres que íbamos a colocarle, Daría Griselda Abril, ella me llamó y, sin darme explicaciones, terminó el noviazgo y me confirmó que ya había anotado a la nena con su apellido. Obviamente, no me quedé de brazos cruzados e hice lo imposible para estar con mi hija e, incluso, para darle mi apellido. Pero muchos factores me jugaron en contra. En primer lugar, los padres de ella no quisieron que la reconociera, ya que yo no trabajaba, sólo estudiaba. Otro de los inconvenientes fue que, a pesar de que a los once años llegué de Brasil, de donde soy oriundo, y tramité los papeles para realizar mi DNI, hasta el día de hoy no he recibido noticias, por lo cual se me hizo imposible anotarla con mi apellido.

¿Por qué creés que Griselda, durante su estadía en GH07, habló de vos como un padre ausente?
    No tengo idea. Desde que nos separamos, mis padres les exigieron la posibilidad de ver a su nieta y, ante el pedido, accedieron ella y su familia. De lo que nunca se enteraron Griselda y su familia fue de que siempre que la nena estaba con mis padres yo estaba junto a la pequeña. Me encargaba de comprarle ropa, zapatillas, juguetes y de ofrecerle todo mi amor, algo que Griselda jamás se enteró.

EL PASO POR GH07. Después de que ambos se separaron no volvieron a tener contacto, sin embargo, antes de que Griselda ingresara a GH07, ella decidió hablar con Francis para que se hiciera cargo económicamente de la menor. Ante el pedido, este le notificó que desde hacía cuatro años se hacía cargo de su hija. “No puedo darle una cuota alimentaria, ya que no tengo forma de comprobar el importe, por ello siempre preferí comprarle las cosas yo”, argumentó Francis.

    “No la culpo por haber hablado mal de mí o por considerarme un padre ausente, lo cierto es que ni ella ni su familia sabían que yo siempre estuve al lado de mi hija”, manifestó, argumentando: “Cada vez que ella le dejaba la nena a mis viejos porque tenía que viajar a hacer promociones o bien porque salía a bailar con sus amigas, yo aprovechaba el momento para compartirlo con mi hija”. En cuanto a los famosos videos eróticos realizados por Griselda para Playboy, el joven dijo: “Me enteré que los iba a realizar porque se lo comentó a mi hermana y, aunque no me interesaba más como mujer, me dio mucha vergüenza”.

    “En cuanto a su exposición en GH07, considero que, en lo que respecta a su profesión, le sirve mucho. Siempre buscó estar en este medio pero siento que le hizo daño a mi hija, porque no sólo la extrañó mucho, sino que en el jardín los chicos la señalaban”, expresó. “Me molesta que utilice a mi hija como anzuelo para dar lástima y justificar sus acciones”, indicó. “Según relató Griselda, lo de Playboy y GH07 lo hizo para darle una mejor vida a su hija y yo, que soy el padre, estoy en condiciones de afirmar que a ella no le hace falta nada”, refirió.

    Ya terminando la entrevista, Francis se animó a abrir aún más su corazón e hizo un pedido desesperado: “No quiero que Griselda exponga más a la nena ni que se la lleve a Buenos Aires”. “Le aconsejo que lo piense mejor, porque acá hay mucha gente que la quiere y, además, no le hace falta nada. Por su culpa, la niña está faltando mucho al jardín, porque se la lleva a Buenos Aires y eso le impide que logre adaptarse”, concluyó.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.