access_time 08:09
|
31 de julio de 2006
|
POLÉMICO ANUNCIO DE LA DGE

No podrán multar a estudiantes

La Dirección General de Escuelas tomó la decisión de multar a los estudiantes que hagan daño en las escuelas. Sin embargo, la legislación no lo permite. Alumnos rechazan la medida

       El gobierno escolar no podrá sancionar ni multar a los estudiantes que atentan contra los edificios escolares. El anuncio, realizado por el flamante subsecretario de Infraestructura Educativa, Osvaldo Romagnoli, un día antes de asumir sus funciones, está siendo descartado por los asesores de la DGE porque advierten que la idea roza con el sistema de infrapenalidad, algo que no está contemplado en el sistema educativo, en el que están involucrados menores de edad. La idea del funcionario era establecer un sistema en el que la famosa frase “El que rompe paga” se hiciera realidad.


        Pero la estrategia no se podrá aplicar, en primer lugar, porque la Dirección General de Escuelas no tiene poder de policía como para establecer multas por los incumplimientos y, además, porque podría caerse en lo que se denomina infrapenalidad, es decir, sanciones que no están permitidas en la reglamentación escolar. ALUMNOS SE OPONEN. Antes de conocer la imposibilidad de aplicar estas sanciones por parte de la DGE, los presidentes de varios centros estudiantiles hablaron en representación de sus compañeros y se mostraron en oposición a la posible sanción.


        Sin conocer en profundidad la resolución y ya aclarado que estaría descartada una penalización económica, los alumnos, sin embargo, disciernen con la propuesta de la DGE. Ignacio Lemus, presidente del centro de estudiantes de la escuela Mahatma Gandhi de Godoy Cruz, se mostró opuesto a la medida, aclarando que los estudiantes que rompen estufas, paredes o bancos vuelven a reincidir. “Las sanciones no sirven para nada. Aquel que hace destrozo y recibe amonestaciones, repite los hechos”,dijo Ignacio. “Conozco casos en que algunos chicos, en vez de recibir amonestaciones, tuvieron que realizar trabajos comunitarios y ponerlos en práctica dentro del colegio.


        Si agarraban a alguien fumando en el baño, esa persona después tenía que armar un trabajo de tabaquismo para no ser penado”, puso como ejemplo Lemus. A su vez, Cristian Salinas (17), representante de los estudiantes del colegio Nieves del Aconcagua de Capital, manifestó que “no hay que ir a los extremos, tenemos que poner límites o sancionar para lograr una concientización, pero siempre que sean medidas leves para lograr responsabilidad y cuidado con nuestras cosas”. VOZ OFICIAL. Mauricio Manubens, coordinador del área Centros de Estudiantes de la DGE, dijo que, actualmente, “los estudiantes han perdido el sentido de pertenencia. Los chicos no logran encariñarse con su colegio si van rotando todos los años de institución en institución”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.