access_time 16:53
|
19 de agosto de 2006
|
RECARGA DE LAS TARJETAS DEL SISTEMA DE TRANSPORTE

No obligarán a agencieros a comprar máquinas Red Bus

Temían ser presionados a comprar, por 300 pesos, los equipos que recargan los plásticos. Desde Juegos y Casinos dijeron que será opcional.

    Mientras ayer un grupo de agencieros del Gran Mendoza se mostraba preocupado porque temían ser obligados a comprar las máquinas de recarga de la nueva tarjeta de transporte Red Bus, lo que les significaría un costo de recuperación lento, desde el Instituto Provincial de Juegos y Casinos pidieron tranquilidad a estos trabajadores y aseguraron que no se presionará a nadie para adquirir este equipo.

POR CONVENIENCIA. Desde esa entidad explicaron que se venderán 100 máquinas recargadoras a aquellas personas que vean conveniente el negocio, aunque se buscará que Siemens, la empresa concesionaria del servicio, les provea de un programa informático (software) para que la recarga de los plásticos se realice con las propias máquinas que utilizan los agencieros de quiniela.

    El presidente de ese organismo,Miguel Ángel Alonso, confirmó que se está por firmar un convenio con el Ministerio de Ambiente y Obras Públicas y Siemens para que los agencieros también expendan los plásticos mediante las máquinas recargadoras. Sin embargo, la incertidumbre se generó al enterarse de que deberán pagar alrededor de 300 pesos por el equipo, y sólo tendrían de ganancia el 1% de la venta diaria.

TEMOR. Por tal motivo, Eduardo, dueño de una agencia en la Cuarta Sección se mostró ayer, junto a otros comerciantes, preocupado y con temor de perder su negocio si no compraba la máquina. “Estamos preocupados de perder nuestro trabajo y que nos quiten la agencia. Creemos que nos pueden presionar a comprar las máquinas porque debemos hacer un bien social. El problema es que nos cobran 300 pesos y con la venta diaria recién los recuperaríamos en 4 meses”, señaló el comerciante.

SIN PRESIONES.Ante esta situación, que tuvo repercusión esta semana y generó malestar entre los distintos propietarios de agencias y subagencias de toda la provincia, el titular del Instituto de Juegos y Casinos aclaró que no se va a obligar a nadie a comprar los equipos. “Sólo adquirirán las máquinas aquellos comerciantes que lo crean conveniente. Además, estamos viendo la alternativa de que la empresa nos otorgue un software para que las máquinas de capturas de apuestas de quiniela sean adaptadas con el fin de hacer la recarga. Queremos dejar en claro que no vamos a presionar a nadie porque queremos que esto sea en beneficio de todos”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.