access_time 02:57
|
5 de octubre de 2006
|
|

No me lo banco

Por un lado, suena bien eso de tener un banco propio.

    Por un lado, suena bien eso de tener un banco propio. A uno le da la sensación de que la institución aporta un amparo para financiar el futuro. Por otro lado, es lógico que provoque temores y desconfianzas, porque la historia nos dice que el manejo de los antiguos bancos provinciales estuvo lejos de ser el ideal, y más cuando cayeron en manos de los piratas de siempre, a los que siempre les importó un corno el beneficio de la provincia.

    Me refiero a ese sector empresario que todavía tiene que darnos cuenta de sus malas cuentas. ¿Cómo asegurarse de que la administración de la nueva, renovada o reincidente entidad sea pura, nítida, transparente? Hay algunos que opinan que tal propósito es una utopía si está en manos del poder político, y disculpen los políticos, pero va a tener que pasar mucho tiempo de gestiones honestas para que el concepto de la gente cambie.

    Otros proponen crear sistemas de control muy estrictos con participación de la ciudadanía, a los efectos de corregir rumbos y evitar desmadres. No son pocos los que sugieren un gerenciamiento externo, como algunos clubes de la actualidad, con gente que sepa un toco del asunto, por ejemplo, algún suizo, porque es sabido que Suiza tiene más bancos que el Agustín Álvarez.

    Son todas sugerencias a tener en cuenta, aunque yo creo firmemente que, para que no se comentan errores, fraudes y corrupciones, lo ideal sería que el nuevo banco no maneje dinero.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.