access_time 09:12
|
2 de noviembre de 2006
|
|
PANTALLA CHICA

?No me guío por el rating?

Juan Gil Navarro expresó a Protagonistas su visión acerca de la TV actual

    El actor Juan Manuel Gil Navarro (33), durante los últimos años, se ha consagrado como uno de los artistas más talentosos del medio, capaz de conquistar con su innato profesionalismo a grandes y chicos. A los 23 años comenzó a incursionar en el mundo artístico, más precisamente, en el de la pantalla chica. Por entonces se lo vio en productos como Montaña rusa, otra vuelta, De corazón, La nocturna y Primicias.

    El gran salto lo dio en Soy gitano. Sin embargo, fueron dos personajes los que lo llevaron a ser conocido masivamente: Diego Custer, el abogado infiel y chanta de Historias de sexo de gente común, y Federico Fritzenwalder, el príncipe azul de Floricienta. Ante tanta trascendencia, el actor, quien en el presente protagoniza, junto a Nicolás Cabré y Claudia Lapacó, el unitario de Telefé Al límite (en Mendoza se emite por Canal 9 Televida), accedió a dialogar con Protagonistas sobre su carrera y la actualidad televisiva.

¿Cómo es pasar de un ciclo infantil a otro de acción?
    No es una tarea difícil. Personalmente, intento brindar todo mi profesionalismo en cada personaje y luego, cuando finaliza el ciclo, muere allí esa interpretación y comienzo a elaborar la siguiente. Eso se adquiere con profesionalismo y formación. Lo que ocurre, a veces, es que el público te identifica con un personaje y es difícil despojarse de él, pero el tiempo ayuda.

¿Cómo es tu personaje en Al límite?
    No tengo un personaje definido, son 13 capítulos diferentes. Las historias son episódicas, es decir, los personajes arrancan y terminan en el mismo capítulo. La experiencia es muy buena, porque te aleja de la monotonía y te permite crecer en lo artístico.

¿Cómo ves la televisión actual?

    Me parece una falta de respeto todo lo que está ocurriendo en la pantalla chica. Los horarios no se respetan, se trabaja para lograr puntos de rating altos y eso, con el tiempo, se convierte en una situación muy peligrosa, ya que los espectadores se van a cansar y las consecuencias las vamos a sufrir nosotros, los actores. En lo personal, siento que los que conducen los canales de televisión juegan a la ajedrez y nosotros somos sus fichas.

¿Cómo vivís la presión del rating y el cambio de horario?

    Decidí no involucrarme en ese juego, ya que me parece una situación perversa en la que los artistas no debemos meternos. Nosotros fuimos formados para actuar, no para funcionar de acuerdo a mediciones e intereses. No creo en los puntos del rating, más bien, soy partidario de la calidad de los productos. Respecto al cambio de horario que sufrió Al límite a una semana de empezar, me parece aberrante. Uno es una pieza manejada por intereses creados de otros. Creo que si esto se define como un juego, el ganador debe ser sólo el telespectador, los que permiten que los actores y productores podamos seguir apostando por la ficción.

¿Este es tu mejor momento profesional?
    Siento que mi carrera ha sido muy buena, la he construido de a poco, pero con pasos firmes. No sé si este es el mejor momento de mi carrera, supongo que lo que viene va a ser mejor, lo digo a modo de metáfora. Mi piso profesional aún no lo he establecido. Así llegó a su fin la charla con un artista que conserva la simpleza y la humildad de los grandes.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.