access_time 15:31
|
18 de agosto de 2006
|

NO MÁS VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

Soy hincha del Tomba desde hace casi 50 años, jugué en el Tomba y luego trabajé en el cuerpo técnico con los DT Obredor Benítez y Carlos Horacio Harguindegui durante varios años, en la década del ?80. Creo, humildemente, que ?la violencia es el facilismo de los débiles?.

    Soy hincha del Tomba desde hace casi 50 años, jugué en el Tomba y luego trabajé en el cuerpo técnico con los DT Obredor Benítez y Carlos Horacio Harguindegui durante varios años, en la década del ’80. Creo, humildemente, que “la violencia es el facilismo de los débiles”. Estamos en un sistema destrozado por inútiles que se nutren y promulgan la violencia para sus negociados. A todo nivel y en todos los ámbitos del quehacer humano, se usa la violencia religiosa, política, moral y económica contra la gente más débil. Mientras ellos se guardan las monedas, porque es para lo único que sirven.

    Y todos somos carne para esa gran máquina. Pero es hora de darnos cuenta que cada uno de nosotros puede cambiarse de casa, de barrio; puede cambiar el auto, la moto o la bicicleta; puede cambiar hasta de pareja, pero lo que no puede cambiar es de club, no podemos cambiar de camiseta. No podremos nunca ser de Gimnasia, San Martín, ni de Independiente, siempre seremos Tombinos, nuestra casa será la Bodega y nuestros mejores colores serán los azules con rayas blancas y finas. Y no la camiseta que nos han querido meter con la raya azul del mismo tamaño que la raya blanca.

    Nuestra verdadera camiseta es la que tiene de grosor la raya azul el doble que la raya blanca. Y nuestro escudo con la sigla CDGCAT (Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba). La verdadera hinchada del Tomba es la que alienta sin parar y sin violencia. No pide dinero, ni micros, ni entradas. Hace peñas, rifas y bailes para recaudar y ayudar a los más necesitados, porque con eso sabe que ayuda a los jugadores y a su camiseta.

    Ese es el verdadero sentimiento tombino, un sentimiento solidario. Como se decía antiguamente:“Hay tinto, clarete y blanco, vinos Tomba carajo”. No perdamos esta oportunidad de mostrar al país que nuestros colores son los colores de la piel de Mendoza. Un grupo de hinchas construyó una volanta que se entregará a la entrada de los estadios en cada partido del Tomba de local o visitante y, entre otras cosas, dice: “Paz en el corazón de todos los que vienen a ver al Tomba”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.