Arsenal recibe a San Lorenzo en Sarandí

access_time 17:03
|
7 de agosto de 2006
|
ARGENTINOS JUNIORS - GODOY CRUZ

No importa Tomba, esto recién empieza

El Expreso se animó en el segundo tiempo, pero no le alcanzó. Cayó 1 a 0 ante el Bicho Colorado, como visitante, en su debut en la elite del fútbol argentino.

     Te tenés que animar, porque así es este potrero. En este campito, en el mejor baldío de todos los barrios, no tengas mucho respeto porque no te van a respetar. Vienen esos de rojo donde pasaron grosos como Maradona, Redondo, Riquelme o Cambiasso, te dan un cachetazo, se dan media vuelta y esperan por el que sigue. Así es, Godoy Cruz, así te recibieron ayer después de tanto tiempo y es probable que sea la mejor enseñanza de todas. Habrá que olvidarse de las armaduras, de la lucha aguerrida de la Primera B Nacional –que a veces es tan necesaria– y salir a jugar.


     Como lo que propuso el petiso Franco Niell. Gambeteó por la izquierda, se escapó y lo barrieron cerca del área. Ahí la agarró el ídolo de La Paternal, que viene con el botín caliente desde Chile, le dio un tiro libre por arriba de la barrera y golazo. El Polo Quinteros la acarició, la hizo flotar como en stop motion y se la clavó al ángulo derecho del Seba Torrico. Ahí estaban los insolentes Bichitos colorados gritando el tanto. Y Godoy Cruz siguió luchador, quejoso y sin muchos lujos.


     El Cali Torresi estaba fastidioso porque no le daba bien al balón, y tanto él como cinco más del Expreso eran amonestados. Condicionados, jugaban ante la vigilante mirada de Collado, que no dejaba pasar ninguna de esas que en el ascenso por ahí sí pasan. Pero el complemento este debut de los mendocinos cambió bastante. Con muchas ganas, actitud y empuje, el trámite se acomodó y el Tomba propuso buen juego, porque sabe hacerlo. Comenzó a poner los nervios de punta a más de uno, creyendo que era el empate.


     En una gran corrida de Torresi, quedó habilitado Mauro Poy, quien tiró un centro atrás para que el otro bajito de Argentinos, Ariel Seltzer, despejara mordida al corner lleno de desesperación. En menos de diez minutos, el Expreso armaba un bodrio en el área visitante, cuando Franco Mendoza, casi de palomita, la tiraba pegada al palo. Y ni hablar de los corazones paralizados en las tribunas cuando El Pipa Villar se mandó esa tremenda corrida entre los volantes y habilitó a Osvaldo Miranda.


      El Flaco se perfiló (una vez le hizo un golazo así a River con la camiseta de Almagro) pero El Pelado Pontiroli le sacó el remate con una rodilla o el codo, vaya uno a saber. Ahí estaba el atrevido Expreso, jugando en Primera y haciendo sufrir a Argentinos en su propia cancha. Y los de La Paternal, esos que alguna vez fueron locales en Mendoza, aguantaron y quemaron el reloj de arena que condenó al Bodeguero. Los locales terminaron pidiendo la hora y Godoy Cruz pagó la primera cuota del derecho de piso.


     Porque este rival va a pelear palmo a palmo el promedio del descenso y se escaparon puntos clave. Para cambiar esta suerte, como canta la Bersuit, matala con el pecho en vez de tirarla afuera. Poné el corazón aunque muchos te quieran poner la plancha. Bailá y divertite porque ya has demostrado que sos de Primera. Dale, que esto recién empieza. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.