access_time 23:51
|
6 de noviembre de 2006
|
|
RIVER PLATE - SAN LORENZO

No fue una goleada más del Millo

La Banda venció por 5 a 0 al Ciclón y sigue segundo junto a Estudiantes. Ortega, quien volvió a jugar después de varios partidos, anotó un golazo

BUENOS AIRES, (TÉLAM). River Plate, lanzado de lleno a la lucha por el título, prolongó su racha ganadora con una goleada sobre el desmoralizado San Lorenzo de Almagro por 5 a 0, en un partido jugado bajo una incesante lluvia en el estadio Monumental, por la decimocuarta fecha del torneo Apertura.

    El Millonario definió el partido en los primeros siete minutos de juego, cuando ya ganaba por dos goles, con tantos de Víctor Zapata y Ernesto Farías. Un error del árbitro Horacio Elizondo al sancionar un penal inexistente pudo resucitar a San Lorenzo, pero Sebastián Saja remató cruzado y su colega Juan Pablo Carrizo le adivinó el disparo, cuando promediaban los 32 minutos de la parte inicial. En la segunda parte, River se lució y redondeó la goleada con tantos de Zapata (16’) y Farías (45’), más una joya de Ariel Ortega (33’), quien volvió a jugar después de una licencia por problemas personales.

    River sumó 31 puntos y alcanzó la línea de Estudiantes de La Plata, el rival del próximo sábado, que lo recibirá sin sus dos principales figuras: Juan Sebastián Verón y Mariano Pavone. El partido tuvo las características que se presumían por las realidades distintas de ambos equipos y mostró una disparidad poco habitual en el fútbol actual. Confiado en sus chances y consciente de la responsabilidad de ganar, el local trituró en el arranque a un rival de nula actitud y rápidamente tomó una distancia irrecuperable.

    En la primera acción, Ferrari desbordó por la derecha y colocó un centro a la cabeza de Zapata, quien venció la resistencia de Saja. Enseguida, el defensor Pablo Quatrocchi cometió un error, Farías lo capitalizó con el segundo tanto, a los 7’, y partido terminado. La tranquilidad de la defensa, la dinámica de los volantes y el oportunismo de los delanteros en el local fueron demasiado para un San Lorenzo que encaró el partido entregado y que se arrastró por el césped mojado durante todo el encuentro. Zapata marcó el tercero con una definición exquisita que generó el escenario perfecto para el ingreso de un ídolo como Ariel Ortega.

    El Burrito inició una jugada personal, llegó con toda libertad a la puerta del área y definió por encima de Saja para anotar un golazo. Los minutos finales fueron puro goce para River, que, mientras palpitaba la definición del torneo mano a mano con Boca, pudo festejar un nuevo gol de Farías, producto de un nuevo regalo de San Lorenzo y una buena acción de Jesús Méndez.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.