access_time 14:51
|
4 de diciembre de 2017
|

No frenó a pesar del riesgo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1512409892439Moto.jpg

Mendoza tiene un grave problema en materia de seguridad vial. La cantidad de muertos en las calles, que crece cada año, es un ejemplo de ello. La semana pasada vimos cómo un motociclista circulaba por calle Olascoaga hacia el norte, en Ciudad, con dos chicos que no superaban los 7 años. Los menores llevaban casco, pero ese no es el punto. Estaba en una clara infracción vial. Y, además, los pequeños estaban en riesgo. Automovilistas le tocaban bocina, le gritaban para advertirle, pero nada hizo el conductor para detenerse. A veces, el problema no son las normas, sino quienes deben cumplirlas. 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.