access_time 20:24
|
13 de noviembre de 2009
|
|
ENTREVISTA A ANTONIO OLMO

?No creo que lo hayan querido asaltar?

Lo dijo el hermano de Juan Manuel. ?Si (los agresores) tienen 14 o 15 años, me gustaría que los atrapen para que les den una educación correcta?, afirmó en su vuelta a la avícola.

    A pesar de que 24 horas antes mataron a su hermano, él continúa trabajando y poniéndose la empresa sobre sus espaldas. De esta forma, Antonio Olmo, hermano de la víctima, demuestra su forma de ser. La misma que tenía Juan Manuel Olmo (59), quien fue asesinado de un piedrazo cuando viajaba en su camioneta por Paso y Terrada de Carrodilla, Luján de Cuyo. “No sé si fue una picardía pero sí creo que han sido chicos que no saben el daño que han provocado ni lo que significa la muerte que han causado”. Con esta frase, el hermano del comerciante avícola muerto el martes intentó encontrarle alguna respuesta a lo sucedido, aunque luego afirmó: “Me parece que en esta ocasión no había personas escondidas para asaltarlo. Si hubiera sido una persona que le quería robar, no tiraba esa piedra”.
    Ayer, Avícola Luján reabrió sus puertas luego de permanecer cerrada 24 horas por duelo. En el ambiente de los trabajadores aún se respiraba el clima de angustia y dolor por el fallecimiento de uno de los fundadores de la firma. “Todos lo recordamos como a una persona muy querida por toda la planta. Trabajaba a la par de todos los muchachos”, recordó el hombre. Antonio permaneció toda la jornada de ayer trabajando como lo hacía Juan Manuel, todos los días de su vida. “El era súper ordenado. Cuando le entregaban los billetes, los ordenaba todos iguales, con la cara para arriba. Si no hacías eso, no le gustaba para nada. Eso lo sacó a mi mamá, ella es igual”, expresó, rememorando los gustos de su hermano por las armas para cazar, el enduro, el fútbol español y las cenas con amigos. “En los tiempos libres, él estaba con su familia. Se llevaba muy bien con ellos. Estaba con nietos, yernos e hijos.
    Los domingos, como todo trabajador, quizás comía asados y disfrutaba del poco tiempo libre”, comentó uno de los tres fundadores de Avícola Luján. A pocas horas del triste episodio, el hombre reconoce que la familia de la víctima está bajo una gran angustia. “Ellos están destrozados”, soltó Antonio. “Como hermano de él, si (los agresores) fueran chicos de 14 o 15 años, me gustaría que los aprehendieran para que les den una educación correcta. Si tuviera la posibilidad de verlos y estar con ellos, creo que hasta los educaría yo mismo, a pesar de todo el daño que han causado”, soltó el hermano del empresario, quien, a pesar del fuerte dolor que siente, intenta encontrarle una solución a la difícil situación que se vive actualmente tras el terrible hecho, recordando a su hermano de la mejor manera posible.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.