access_time 16:53
|
15 de enero de 2007
|
|
RUTAS TRÁGICAS

Niño de seis años muere en un choque

Un Rastrojero quedó partido al medio luego de que una camioneta Ford F- 100 lo embistiera. La víctima mortal y siete personas más iban en la caja del primer vehículo.

   Entre el sábado y el domingo, dos nuevas vidas se cobraron los accidentes viales: la de un niño de seis años en Rodeo del Medio (Maipú) y la de un hombre de 29 años en San Rafael (ver aparte). En el primer caso, Armando Cabeza murió luego de que el Rastrojero en el que viajaba colisionó con una camioneta Ford F-100,

    cerca de las 7.30, en la mencionada localidad maipucina. El niño iba junto a siete personas más en la caja del Rastrojero, quienes resultaron con heridas de diferente magnitud. Todos dormían en el momento del siniestro. En tanto, en la cabina del vehículo iban tres personas. Dos niños que iban junto a Armando Cabeza,

    Jesús Aguirre, de dos años, y su hermano Juan, de tres, fueron internado en el Hospital Notti. El niño Jesús permanecía hasta ayer internado en terapia intensiva En tanto, el sábado a la tarde en la ruta 143 de San Rafael, Fernando Paz (29) murió luego de que el Fiat Palio que conducía chocó contra otro Palio. Paz murió en el acto, mientras que el accidente dejó otros cinco heridos.

  En choque sucedido en Maipú ocurrió en la intersección de calles Mitre y Serpa, en Rodeo del Medio. Un Rastrojero con patente VJN189 que circulaba por Mitre viró hacia la derecha por Serpa, rumbo al sur. En ese momento, una F-100 que venía por Serpa –en el mismo sentido– embistió al primer vehículo, pese a los intentos del conductor por frenar.

   Según testigos, la F-100 iba a más de 100 kilómetros por hora en el momento de la colisión. Mientras que el Rastrojero, que no detuvo su marcha para asegurarse de que no circulara nadie por Serpa antes de doblar, fue arrastrado unos 50 metros por la camioneta y otro trecho igual solo, a raíz de la violencia del impacto, para ir a dar de trompa contra una zanja que se encuentra al costado del camino.

   El choque fue de tanta violencia que el Rastrojero se partió en dos. A raíz del accidente murió Armando Cabeza, hijo de uno de los dos matrimonios que viajaban en el Rastrojero, quien dormía en la caja del vehículo, mientras que los demás ocupantes resultaron heridos. Una joven que se encontraba en una finca ubicada en el lugar del choque explicó que detrás de la F-100 venía una camioneta de la policía y que, de inmediato, se dio aviso a otros patrulleros y a una ambulancia.

  Los refuerzos llegaron 15 minutos después del llamado, mientras que las ambulancias lo hicieron media hora más tarde. “No puede ser que manden las ambulancias desde el Hospital Central. No estamos en medio de la anda. No puede ser que tengan que venir desde el centro”, explicó, ofuscada la testigo, al tiempo que agregó que la calle Serpa es una trampa mortal, ya que circulan todo tipo de vehículos y a alta velocidad. /Ignacio de la Rosa

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.