access_time 07:55
|
8 de junio de 2017
|
Editorial

Ni una pizca de pudor

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/239/787/001239787.jpg

Apenas declamaciones. Imposturas para pasar el momento y camuflarse en la bronca de la opinión pública. En eso andan los legisladores que tratan de cuestionar el aumento de sus dieta en cifras que están fuera del contexto social que vive el país. Ahora, nadie estuvo de acuerdo. Todos se sorprenden o aclaran, compungidos, que no les parece correcto, pero todos cobran y cobrarán. En pocos días, ese incremento quedará en el anecdotario popular. Un escándalo más. No es corrupción, pero, dado el promedio de los sueldos en Argentina, se asemeja y mucho. Cuanto menos, es descaro. Pero pasará. Igual que los que se reinventan a pesar de haber estado en la matriz de un sistema corrupto. Y ocurre por dos motivos. Primero, porque la memoria nacional es a corto plazo. De ese modo se mueven la estructuras políticas. No hay un análisis del pasado que permita comprender el presente. El pasado es ayer, literal. No más que eso. Y, segundo, porque el país está viciado por fundamentalistas que siguen creyendo en líderes mesiánicos a pesar de sus crímenes terrenales. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.