access_time 15:04
|
25 de marzo de 2020
|
|

Sexto día

Ni la lluvia logró que se respetara la cuarentena

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1585158175309Controles%20Coronavirus%20Cuarentena%205.jpg

A primera hora se registraron importantes demoras en el ingreso a la Ciudad por los estrictos controles policiales. También volvieron las largas filas en los hipermercados.

La orden de cuarentena, los controles policiales y la lluvia de este miércoles en el Gran Mendoza no fueron obstáculos suficientes para evitar que varios mendocinos rompieran el aislamiento social preventivo y obligatorio que rige en el país como medida para enfrentar el avance del coronavirus.

En los principales accesos a la capital provincial se formaron, aproximadamente desde las 8, largas filas de vehículos. La demora se explica por los estrictos controles establecidos para verificar que quienes circulaban tuviesen algún comprobante que certificara que están entre las excepciones establecidas por el decreto presidencial.

Si bien desde la Policía señalaron que gran parte de los automovilistas se dirigía a sus trabajos y estaban incluídos dentro de las excepciones, otros no tenían ningún justificativo para estar en la calle.

"Ya no tenemos contemplaciones. Los primeros días dábamos una advertencia, pero ahora no hay nadie que no sepa que los vamos a detener", explicó un efectivo que se encontraba haciendo controles en el Acceso Este, a la altura del predio de la Virgen. Él, como sus compañeros, realizaba los controles con barbijos y guantes. 

Fuentes policiales indicaron que cuando una persona es descubierta violando la normativa vigente para prevenir la propagación del coronavirus, se procede a su detención, imputación y, a partir de ahí se los retira a su domicilio para que continúen con el cumplimiento de la cuarentena bajo control policial en distintas modalidades. 

Con permiso

El jefe de la Policía, Roberto Munives, detalló que gran parte del movimiento se debe a las excepciones del decreto presidencial. Una de ellas, la que permite dirigirse a los supermercados, es la que presenta las mayores dificultades para comprobarlo.

Para certificar que la persona va al supermercado se mira si va solo en el vehículo, o si lleva bolsas porque en el supermercado no las dan. "También vemos que llevan carritos o certifican que tienen sus propios almacenes", explicó Munives.

Esta excepción es también la que mayor aglomeración de personas genera, debido a que un gran número de clientes se apuesta desde temprano en los ingresos de distintos mayoristas e hipermercados, según relataron trabajadores y personal de seguridad de esas empresas.

Así ocurre en la entrada del mayorista Oscar David, por ejemplo, donde hubo extensas filas de vehículos y gente esperando desde las 5 de la mañana, cuando el lugar abre a las 10. 

"Es una gran cantidad la que viene. Por un lado es entendible para quienes tienen almacenes o kioscos porque la demandá ahí también creció. Pero los tenemos que hacer entrar de a poco y eso genera demoras. Incluso ahora con la lluvia, siguen ahí", explicaron desde la empresa.

El mismo escenario se repitió en Carrefour Maxi de Godoy Cruz. En ambos locales, al igual que en el Tadicor de Las Heras, los trabajadores señalaron que se produce una gran concentración en la mañana, para luego disminuir en el mediodía y en la tarde.

Mientras que efectivos policiales señalaron la presencia de adultos mayores entre los compradores y clientes que se repiten con frecuencia a lo largo de la semana. En respuesta, una mujer aseguró que debía volver a comprar porque posee un negocio.

"Así como hay fila acá, se arma afuera de mi local con la gente del barrio. El arroz, papel higiénico y los fideos los tengo que volver a buscar siempre", detalló mientras aguardaba bajo la lluvia.

En el centro capitalino la actividad también fue superior a la esperada. De acuerdo a las autoridades, los casos más recurrentes son personal de salud, además de empleados de supermercados, mayoristas, farmacias y distribuidores de alimentos o insumos. "Fue como un día normal, sin administración pública ni bancos", ejemplificó un hombre que circuló por algunas calles céntricas. 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.