access_time 12:11
|
15 de junio de 2010
|
|

Nadie

¿De donde salió el arquero de Nigeria, ah? Se llama Enyeama, que en lengua nigeriana significa: tapo todo. Y juega en el fútbol de Israel, donde los goles no se hacen, se negocian.

       ¿De donde salió el arquero de Nigeria, ah? Se llama Enyeama, que en lengua nigeriana significa: tapo todo. Y juega en el fútbol de Israel, donde los goles no se hacen, se negocian. Si al mítico arquero Ruso Yasín le decían la araña negra, a este habría que decirle el cangrejo negro, por lo menos. Las pelotas que sacó. Al último, los jugadores argentinos se decían: “Juguemos pero no pateemos al arco, porque es inútil”.

   Enyeama tiene un físico privilegiado, pero lo que más se le nota es el poto que tiene. No quiero exagerar, pero el partido debió haber terminado 15 a 0. Pero, bueno, se ganó. El sábado por la mañana fue un sábado especial en Mendoza. No había nadie en las calles, nada se movía. Habían anunciado que iba a llegar el viento Zonda, pero no llegó, se quedó a ver el partido en San Juan. Las cuestiones cotidianas urgentes debieron postergarse. En el quirófano de un hospital un médico le dio el bisturí a su paciente y le dijo: “Váyase haciendo un cortesito en esta zona, que yo ya vuelvo”.

   Una señora embarazada decía a cada rato: “Al y del, al y del”, o sea, que estaba con contracciones. El marido le decía: “Aguantá, vieja, aguantá. Hacemos el segundo y te llevo”. Pedí un taxi a las 11.45 y del otro lado de la línea escuche: (carcajada) “Aquí hay un gil que pide un taxi”. En el monumento de la plaza San Martín quedó el caballo solo, San Martín se fue a ver el partido a un bar de Las Heras.

   Él dice que a él Las Heras no le cobra. No hubo un solo robo en las calles de Mendoza, es que no había a quién robar ni quién robase. Kelso Kake pidió ver el partido con Juan Martínez de Rozas. Por suerte, todos terminamos contentos y preguntándonos: ¿De dónde salió el arquero de Nigeria? No le hacés goles ni aunque estés atajando en el cerro Arco. Se paró el país, fue como si contuviéramos la rutina durante dos horas.

   Un amigo mío que llegó en micro a la Terminal a las 12 horas, caminó unos pasos y, desesperado, comenzó a gritar: “Hola, hola, hola, hola, hay alguien en Mendoza, en Mendoza, en Mendoza”. El próximo partido será en jueves y ocupará de las once hasta las trece, pleno horario laboral y de funcionamiento de los establecimientos de enseñanza. Se reiterará la misma historia, el territorio de Mendoza será una continuación del de Lavalle, desierto, absolutamente desierto.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.