access_time 10:07
|
23 de septiembre de 2020
|
|
Pandemia

"Nadie tiene conciencia de la gravedad de esta situación"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1598983184770Hospital%20El%20Carmen%20(4).jpg

Lo aseguró un médico mendocino que contrajo COVID 19 y que recientemente recibió el alta. Cómo fue su experiencia con el virus.

Un médico mendocino que contrajo coronavirus compartió su experiencia y contó cómo transitó la enfermedad. Durante su internación, requirió de oxígeno y recibió tres dosis de plasma. "Nadie, realmente hasta que lo vive, tiene conciencia de la gravedad de esta situación”, contó.

El traumatólogo Juan Ongay tiene 49 años. Recientemente contrajo coronavirus y estuvo internado, en grave estado, en el Hospital El Carmen. 

Los primeros síntomas fueron un pequeño dolor de cabeza, dos días después notó la falta de gusto y olfato. Ese mismo día comenzó con “con fiebre progresivamente subiendo y al otro día estaba con fiebre muy alta. Empecé con dificultad respiratoria y ahí me dirigí a la guardia de El Carmen y me dejaron internado”, explicó el profesional sanitario.

En diálogo con Viva la Mañana de Canal 9, Ongay contó que el cuadro se complicó tras su ingreso al centro asistencial ya que sufrió una neumonía bilateral severa, mucha falta de oxígeno y fiebre de 40 grados. 

“Dependía del oxígeno para poder respirar, tuvieron que hacerme tres dosis de plasma, así que la pasé bastante mal esos primeros días de internación”, relató.

Entre sus antecedentes, el médico reconoció que es hipertenso y que tiene “algo de sobrepeso”. Sin embargo, dijo que lo sorprendió la gravedad con la que transitó la enfermedad debido a que no se encuentra comprendido en el grupo de personas de riesgo.

“Quién se iba a imaginar que uno la iba a padecer de esa forma. Si me tocaba iba a ser algo más banal, como la mayoría de las veces a esta edad. Pero tomó una neumonía severa, la verdad que bastante complicado, bastante mal, nunca creí que iba a pasar por esta enfermedad en este nivel de gravedad”, indicó.

Además reconoció que las personas “minimizan las consecuencias” de la enfermedad. Y que “nadie pensó que podía alcanzar estos niveles de gravedad. Todos creemos que somos los protagonistas de la película, que la vida pasa por nosotros. Nadie tiene en cuenta que la vida se termina o el protagonista es otro y que nos sacan de la película. Nadie, realmente hasta que lo vive, tiene conciencia de la gravedad de esta situación”.

Tras ser dado de alta, el médico ahora aguarda para poder convertirse en donante de plasma y poder colaborar para que otros puedan recuperarse de la enfermedad.

Finalmente pidió a las personas que “se cuiden, cuidémonos entre todos. Hay que tratar de llevarla, ayudar al prójimo y tratar de llevar esta pandemia a su resolución que sea lo más pronto que se pueda”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.