access_time 08:28
|
29 de noviembre de 2018
|
No lo sé, Rick

Musk revela las horas de trabajo semanal para “cambiar el mundo”

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1543490747123Elon-Musk.jpg

El excéntrico magnate tecnológico cree que los que deseen mejorar el planeta deberían trabajar muchas más horas que las legales en casi todo el mundo.

Los trabajadores de Tesla y SpaceX deberían dedicar de 80 a 100 horas a la semana para "cambiar el mundo", dijo Elon Musk.

El empresario tecnológico admitió que hay "lugares de trabajo mucho más fáciles" que sus empresas, y añadió: "Nadie ha cambiado el mundo en 40 horas a la semana".

Al preguntársele cuántas horas a la semana son necesarias, Musk dijo: "Varía por persona, pero alrededor de 80 sostenidas, llegando a más de 100 a veces. El nivel de dolor aumenta exponencialmente por encima de 80".

Los comentarios de Musk atrajeron críticas generalizadas, algunas sugiriendo que el exceso de trabajo podría conducir a una disminución de la productividad.

Es fundador y director ejecutivo de varias empresas, entre ellas SpaceX, que trabaja en la construcción de cohetes reutilizables, Tesla, que diseña y construye coches eléctricos y fuentes de energía sostenibles, The Boring Company, una filial de SpaceX que está construyendo redes de túneles subterráneos, y Neuralink, dice que su objetivo es "conectar a los seres humanos y a las computadoras".

A Tesla se le ha acusado anteriormente de presionar a los trabajadores de su fábrica de producción con demasiada fuerza para mantener las operaciones dentro de los plazos calculados.

La compañía estuvo plagada de dificultades para cumplir con los objetivos de producción de su auto Model 3, y a principios de este año Bloomberg informó que los trabajadores estaban realizando turnos de 12 a 16 horas, bajo presión para evitar retrasos y alcanzar una meta de 5,000 vehículos por semana.

En algunas ocasiones, Musk durmió en la planta de producción y trabajó más de 100 horas a la semana mientras la empresa se esforzaba por alcanzar sus objetivos en marzo y abril de este año.

En una entrevista con el sitio web de noticias Axios, publicada durante el fin de semana, el empresario admitió que la compañía estuvo a "pocas semanas" de hundirse.

Tesla negó las afirmaciones de que el apuro creó condiciones inseguras.

Durante la solicitud de beneficios para los resultados del tercer trimestre en octubre, Musk dijo que la empresa había sido objeto de "acusaciones injustas", entre las que se incluía el hecho de que no había informado sobre las lesiones de los trabajadores.

Laurie Shelby, directora de salud y seguridad de la compañía, dijo que las lesiones graves eran "extremadamente raras".

"Tenemos buenos informes de lesiones, buenos informes de cuasi accidentes, buenas observaciones y muchas mejoras", dijo.

Musk, cuyos comentarios sobre las horas de trabajo se hicieron a través de Twitter, también se enfrenta a restricciones en sus comunicaciones tras un acuerdo con el regulador estadounidense, la Comisión del Mercado de Valores.

Se vio obligado a pagar 20 millones de dólares y dimitir como presidente en un acuerdo con la SEC después de que en agosto anunciara por Twitter que había conseguido financiación para que Tesla se convirtiera en una empresa privada a 420 dólares por acción, lo que hizo que el precio de sus acciones subiera vertiginosamente. La SEC dijo que no había conseguido los fondos y lo demandó por fraude.

Otra parte del acuerdo era que Tesla debía "establecer controles y procedimientos adicionales para supervisar las comunicaciones de Musk". Esto no entra en vigor hasta 90 días después de la liquidación, es decir, hasta mediados de enero del próximo año.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.