access_time 23:51
|
8 de noviembre de 2006
|
|
ESQUÍ

Murió Fernández Ochoa, ídolo en España

Con la muerte de Francisco Fernández Ochoa (foto), un ejemplo de lucha tenaz contra las dificultades y la soledad, el deporte español perdió ayer a uno de sus mayores símbolos de la década del 70.

BUENOS AIRES (DYN). Con la muerte de Francisco Fernández Ochoa (foto), un ejemplo de lucha tenaz contra las dificultades y la soledad, el deporte español perdió ayer a uno de sus mayores símbolos de la década del 70. Fernández Ochoa fue un gran esquiador que supo ganarse el respeto en los Juegos Olímpicos de Invierno por ser un experto en bajadas de eslalom. El español murió a los 56 años, víctima de un cáncer linfático. La fecha que lo mantendrá para siempre en la historia del deporte y, especialmente, en la de España fue el 13 de febrero de 1972.

    Aquel día, el madrileño conquistó el oro en los Juegos Olímpicos de Sapporo en la modalidad de eslalom. Fue un golpe de genialidad, producto, exclusivamente, de su esfuerzo y dedicación ante las nulas ayudas que el país le proporcionó. Fue un destello inimaginable en un deporte que, en España, vivía prácticamente en el subdesarrollo. Y que todavía vive: el oro de Fernández Ochoa es aún hoy el único de un español en los juegos de invierno.

    Fernández Ochoa pasó, desde entonces, a formar parte imprescindible del imaginario del deporte español, de un panteón de nombres que, a excepción de los éxitos de clubes de fútbol como Real Madrid, estaba hasta la década de los 90 exclusivamente formado por locos solitarios hechos a sí mismos: Severiano Ballesteros (golf), Ángel Nieto (motociclismo), Manuel Santana (tenis), Federico Martín Bahamontes (ciclismo), Mariano Haro (atletismo) o, ya más recientemente, Miguel Induraín (ciclismo).

    Todo prácticamente por un sólo éxito. Porque Paquito, como le gustaba que lo llamasen, luego sólo sumó un bronce en el Mundial de Sankt Moritz y un triunfo en la Copa del Mundo en Zakopan, ambos, en 1974. Nació en 1950 en Madrid, pero vivió toda su vida en Cercedilla, una pequeña localidad situada al norte de la capital. Su padre lo guio en los primeros pasos y también lo siguieron sus hermanos con exitosas carreras.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.