access_time 18:35
|
29 de septiembre de 2006
|
|
LE DEBÍAN PLATA A SU MUJER

Murió el hombre que se quemó a lo bonzo

Tras casi dos horas de agonía en la sala de terapia del quemado del Hospital Lagomaggiore, finalmente falleció el miércoles a la noche José Eduardo Díaz (35), quien se inmoló frente a la cooperativa de trabajo donde la víctima había ido a reclamar un pago.

    Tras casi dos horas de agonía en la sala de terapia del quemado del Hospital Lagomaggiore, finalmente falleció el miércoles a la noche José Eduardo Díaz (35), quien se inmoló frente a la cooperativa de trabajo donde la víctima había ido a reclamar un pago. Díaz se prendió fuego en la puerta de la firma Eventur, ubicada en Lemos 176 de Godoy Cruz, en momentos en que realizaba una protesta porque esa cooperativa de trabajo le adeudaba dinero a su esposa.

    La escena de un desesperado reclamo, originado por la indemnización de un accidente laboral que sufrió la mujer de Díaz, quien tuvo una caída cuando trabajaba en una finca, se tornó en algo dantesco. Díaz roció con combustible su cuerpo y un pulóver y, cuando prendió fuego la ropa para tirarla hacia las oficinas de la cooperativa, las llamas envolvieron los brazos y luego el torso del hombre. Los vecinos de esa cuadra de calle Lemos fueron los que, con baldazos de agua, intentaron apagar al hombres en llamas.

    Díaz se abrazó a un árbol, donde quedaron marcas del fuego en las ramas, mientras los testigos del hecho no podían creer lo que presenciaban. El hombre de 35 años fue llevado de urgencia al Lagomaggiore, donde le diagnosticaron quemadura grado A en 98 por ciento del cuerpo. Por esta muerte está abierta una investigación judicial.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.