El 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Orgasmo Femenino, por lo que Gleeden, la plataforma de encuentros no monógamos pensada por y para mujeres, decidió preguntarles a sus usuarias cuáles han sido sus
experiencias al respecto. El principal hallazgo fue que el 40% de las mujeres ha fingido orgasmos con su pareja.

Al consultar los motivos por los que todavía algunas mujeres se sienten obligadas a fingir un orgasmo, la mayoría afirmó que es por tener vergüenza de expresar lo que les gusta (75%).

Por un lado, la persona que finge no encuentra placer; y por el otro, la pareja sexual piensa que está cumpliendo con las expectativas, por lo que seguramente repita las mismas acciones en futuras relaciones sexuales. “Fingir orgasmos genera un círculo vicioso. En este y todos los casos, lo más recomendable es generar una comunicación asertiva, donde quede claro qué es lo que a uno le gusta y cómo le gusta”, afirmó Julieta Zara, especialista en sexualidad.

Según los resultados de este informe, el 20% de las mujeres tuvieron su primer orgasmo entre los 15 y 20 años, el 40% entre los 20 y los 25, y el 40% restante superando los 25 años. Y, al contrario de lo que se podría pensar en un primer momento, las mujeres que más orgasmos experimentan están entre los 51 y los 60 años. Según Zara, es posible que esto suceda por un mayor autoconocimiento y empoderamiento sexual.

Usos y costumbres en el sexo

De acuerdo con el total de las encuestadas por Gleeden, la autoexploración resulta indispensable para conocer sus preferencias sexuales, tener más y mejores orgasmos, al punto de que el 25% admite que sus mejores orgasmos surgieron a partir de la autoexploración.

Y si bien la mayoría (75%) alcanza el climax a partir de las relaciones sexuales con su compañero o compañera, muchas destacan que ese placer no llega solamente a través del coito. En ese sentido, las mujeres encuestadas
afirman que alcanzan sus orgasmos a través del sexo oral (92%), seguido de la masturbación (91%). Curiosamente, el 62% confiesa que nunca ha practicado sexo anal y el 63% nunca ha visto pornografía en pareja.

Finalmente, al consultar a las usuarias cómo fueron descubriendo sus gustos, preferencias y las distintas prácticas sexuales, el 75% afirmó que a lo largo de la vida recibieron muy poca información al respecto y que tuvieron que ir conociéndose solas.