access_time 19:51
|
15 de noviembre de 2006
|
|
JORNADA DE VIOLENCIA

Muertos y secuestrados en Irak

Fallecieron decenas de personas. En la capital del país secuestraron a cincuenta funcionarios del Ministerio de Educación. Cinco policías fueron detenidos por su presunta implicación

    Medio centenar de personas murieron y los cadáveres de otras 40 fueron hallados ayer en una nueva jornada de violencia que sacudió a Irak, en cuya capital fueron secuestrados, al menos, 50 funcionarios del Ministerio de Educación Superior. El derramamiento de sangre comenzó con un bombardeo de aviones y carros de combate estadounidenses a varios barrios de la ciudad de Ramadi, 100 kilómetros al oeste de Bagdad, que causó la muerte entre la noche del lunes y ayer de 26 civiles.

    El doctor Anas Mohamad, del hospital de Ramadi, declaró a Efe que ese centro sanitario “recibió los cadáveres de 26 personas, entre ellas, mujeres y niños”. Varios habitantes de la ciudad dijeron, por su parte, que el bombardeo tuvo como blanco las áreas de Al Dobat, Al Malab y Al Buyaber, en el centro de Ramadi, donde una veintena de viviendas fueron completamente destruidas. Ni el mando militar norteamericano ni las autoridades iraquíes han comentado hasta el momento esta información.

    La segunda acción más sangrienta sucedió al mediodía de ayer en el centro de Bagdad, donde, al menos, diez iraquíes perdieron la vida y otros 25 resultaron heridos de diversa consideración por la explosión de un coche bomba, según fuentes policiales. El atentado ocurrió cerca de un mercado de la calle Al Yumhoriya y causó daños en varios vehículos. Asimismo, un ataque con morteros contra varias viviendas del norte de la capital y el estallido de un artefacto explosivo en una estación de autobuses del este de Bagdad segaron la vida de seis civiles e hirieron a otros 16.

OTRA EXPLOSIÓN. La espiral de violencia y sangre se expandió también a la populosa barriada chií de Ciudad Sadr, donde la policía informó que dos personas murieron y otras 25 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en las inmediaciones de una comisaría. Por su parte, un grupo de desconocidos acribilló a siete civiles que se trasladaban en un microbús en una carretera de Baquba, capital de la provincia de Diyala, ubicada al noreste de Bagdad.

SECUESTROS. Por otra parte, al menos 50 funcionarios del Ministerio de Educación Superior iraquí fueron secuestrados ayer por un grupo de hombres armados, que ya ha liberado a casi 20 de ellos, según fuentes del Ministerio de Interior. Al principio, esas mismas fuentes habían asegurado que al menos 150 funcionarios fueron secuestrados. Como consecuencia del secuestro masivo, cinco oficiales de la policía del distrito de Al Kerrada fueron detenidos por su supuesta implicación en los hechos, según el Ministerio del Interior, que ha creado una célula de crisis para intentar solucionar el caso.

    Los funcionarios fueron secuestrados en su lugar de trabajo, el Instituto de Investigaciones Culturales, dependiente del ministerio, en la céntrica plaza Al Andaluz. Ese mismo departamento informó de que, al menos, 40 cadáveres acribillados han sido hallados hoy en distintas partes de Bagdad. Con estos cuerpos son ya 119 los cuerpos sin vida encontrados por las fuerzas de seguridad en los últimos tres días.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.