access_time 06:41
|
21 de abril de 2017
|
Inseguridad en Rodeo del Medio

Muerte tras un robo: los autores son jóvenes de la zona

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/162/596/001162596.jpg

<p>El fiscal del caso busca testigos del ataque que sufri&oacute; el hombre de 57 a&ntilde;os en Rodeo del Medio.&nbsp;</p>

La investigación que lidera el fiscal Gustavo Pirrello por la muerte después de un asalto del chacarero de 57 años Omar Cortés en Rodeo del Medio, Maipú. Se sabe que fueron dos jóvenes de la zona los que lo golpearon con un palo para robarle la bicicleta pero se está en la búsqueda de testigos que puedan acreditar la hipótesis principal.

Una de las claves es la hija de la víctima, Érica Cortés, de 29 años, quien va a declarar en el expediente en las próximas horas y quien pudo hablar con su progenitor después del ataque. 

En charla con El Sol, después del velorio, la joven confirmó que su padre le dijo que lo habían atacado dos jóvenes que le robaron la bicicleta. No está claro si sucedió la noche del sábado o la del domingo, cuando fue trasladado al Hospital Paroissien y luego al Perrupato porque su estado de salud se complicó. Presentaba graves heridas en el pecho y en el rostro.

Mientras suma pruebas para intentar identificar a los homicidas –no se descarta ofrecer recompensa para quienes puedan aportar datos que lleven al esclarecimiento del caso–, el fiscal apunta a una serie de irregularidades que se dieron en el Hospital Perrupato tras el fallecimiento de Cortés. 

El hombre murió a las 7.30 del martes y una doctora firmó el certificado de defunción sin aclarar las causas del deceso –sólo colocó en el documento, de acuerdo con fuentes del caso, que dejó de existir debido a un paro cardiorrespiratorio– y sin que el fiscal fuera notificado para que ordenara la necropsia. Esto le permitió a la familia retirar el cuerpo del nosocomio e iniciar el velorio en una sala ubicada sobre la ruta 50. 

Recién a las 22, 15 horas después, el fiscal Pirrello fue notificado de la muerte violenta y tuvo que disponer retirar el cuerpo de la sala velatoria antes de que fuera exhumado. 

Si bien la medida no fue agradable para la familia –es más, se esperó el momento adecuado para llevárselo, antes de las 5–, era necesaria para que el Cuerpo Médico Forense realizara la necropsia. Por esta cadena de irregularidades, el fiscal le pidió explicaciones al director del Hospital Perrupato, Omar Dengra. 

De acuerdo con fuentes judiciales, los investigadores están convencidos de que la médica que firmó el certificado cometió algún tipo de error y no debió entregar el cuerpo sin explicar las causas del deceso, ya que la víctima presentaba evidente signos de maltrato.

“Todas las personas mueren por un paro cardiorrespiratorio. No se aclaró que la víctima sufrió ese paro por la paliza que recibió”, confió una fuente del caso. 

Si bien desde el hospital dejaron trascender que el error de no haber notificado al fiscal del fallecimiento fue de la guardia policial, las sospechan apuntan al desempeño médico. Por todo esto creen que se perdieron horas de importancia para avanzar en el esclarecimiento de la causa. Hasta ayer, el nosocomio no había dado las explicaciones del caso en el expediente.

El hecho 

Cortés fue atacado en la esquina de San José y San Ignacio, de Rodeo del Medio, unas cuadras hacia el este de su domicilio del barrio 9 de Julio, ex Covirsurco. Iba con su bicicleta cuando lo abordaron dos sujetos que, de acuerdo con la primera versión, lo amenazaron con un palo. Le exigieron que entregara la bicicleta en la que se movilizaba y la víctima ofreció resistencia.

Los ladrones le dieron una fuerte paliza a Cortés y le provocaron lesiones en el pecho y en el rostro –una mujer que estuvo en el velorio contó que presentaba una importante herida en el sector izquierdo de la cara­­­– por lo cual fue llevado al hospital después del hecho porque se descompensó y no resistió. Permaneció internado un día y medio y falleció. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.