access_time 15:02
|
28 de septiembre de 2006
|
|
DUDAS POR CONTRATADOS

Muchos contratos, pocas explicaciones

El Ministerio de Seguridad tiene 85 contratados. No se dio información oficial sobre qué funciones cumple cada uno ni adónde. Insumirían más de un millón de pesos al año.

    Hace un mes, aproximadamente, este diario advirtió que había tenido acceso a cierta información de que en por lo menos ochenta contratos del Ministerio de Seguridad se gastaba más de un millón de pesos anuales. Una cifra similar al presupuesto diario global para seguridad de la provincia. También advertíamos que era más que un secreto de Estado los nombres de esa lista.

    Pero que las fuentes consultadas garantizaban que muchos de esos nombres eran casi o del todo desconocidos en las reparticiones dependientes del ministerio que funciona en la calle Salta de Godoy Cruz.

    Sin embargo, tanto secreto siempre suele tener flancos débiles y finalmente este diario pudo acceder a esa primera lista de 85 personas, la que sólo sería una parte de otra mayor, de contratos de diverso tipo que dependerían del ministro Miguel Bondino, de los que muy pocos o nadie saben cuáles son sus funciones en el área.

    NÚMEROS.
La lista de 85 personas a la que accedió El Sol insume a los recursos del ministerio 1.003.155 pesos con 60 centavos. En ella aparece una importante cantidad de abogados, contadores y varios nombres sorpresa, que mueven a más de una sospecha sobre cuál es el verdadero fin de los contratos.

    Las cifras que cobrarían quienes atesorarían entre sus manos los contratos de locación del ministerio van de valores de 575 pesos, los más bajos, hasta alguno de 3.450 pesos. Eso sí, en casi todos los casos es imposible llamar al conmutador del ministerio y que puedan identificar rápidamente a alguno de los nombres de la lista, incluso de los que más ganan, quienes se supone que deberían, con esas cifras, ser caras más que conocidas.

    NOMBRES.
La lista a la que accedió El Sol contiene nombres cuyos contratos habrían vencido en junio, pero la inmensa mayoría tendría sus contratos aún vigentes. La lista de quienes tendrían contratos con el ministerio se puede ver completa con sus montos aparte, pero llama la atención casos como el de Javier Pasera, quien, después de ser funcionario del ministerio, pasó a ser funcionario de la Municipalidad de Capital y ahora aparece en la nómina con un monto de 1.725 pesos, uno de los clásicos casos de quienes nunca se van del Estado.

    Además, aparecen nombres como el de Víctor Soler con una suma que parece la de un ministro, 3.450 pesos, en el ministerio aducen que es uno de los pilotos del helicóptero policial, sin embargo surge inmediatamente otra pregunta: un puesto de altísimo riesgo, ¿se puede cubrir con un contrato de locación, lo más parecido al trabajo en negro que hay en el Estado?

    Pero hay casos que sorprenden, hace un tiempo, dos secretarios de Bondino, de apellidos Erice y Bianco, se vieron envueltos en un escándalo a la entrada de un boliche en calle San Juan de Ciudad; después de ese episodio, se aseguró que ambos habían sido desplazados. Pues bien, ahora Alberto Bianco figura con un contrato de locación de 1.265 pesos.

    LOS SOSPECHOSOS DE SIEMPRE. Hace un mes, aproximadamente, este diario advirtió que por los pasillos del ministerio había aparecido, presentándose como asesor del ministro en materia de comunicación –a pesar de que el ministerio tiene una eficiente directora de prensa–, el sanrafaelino Mario Limeses, un hombre con un pasado rondando en los corrales de Raúl Moneta y que ahora tiene un programa en la repetidora de Radio 10 en San Rafael, junto a Cristian Pérez Barceló, imputado por la justicia por el delito de coacción y recordado por su trabajo en el pasquín de Raúl Moneta, El Guardián.

     Pues bien, Limeses aparece en la lista con un contrato hasta fin de año con un monto de 750 pesos. Pero la gran sorpresa es que Limeses no está solo, en la lista aparece el mismísimo Cristian Pérez Barceló, con otro contrato que también sería de 750 pesos, lo que, de ser cierto, transforma ya esto en un verdadero despropósito.

    Ademas, según aseguran, Limeses va y viene todos los fines de semana a San Rafael, lo que genera también dudas sobre el monto, debe hacer verdaderos malabarismos para llegar a fin de mes.
 
     LOS NERVIOS
. Ayer a la mañana, después de que el colega Exequiel Ferreyra pidiera los datos de dónde trabaja cada uno de los nombres que aparecen en la lista (ver aparte), los nervios comenzaron a correr.

    El ministro Bondino se comunicó personalmente con el diario para, antes que nada, acusar al periodista de malos tratos, cuando la realidad marca que después de días y días de silencio los funcionarios entraron en estado de nervios alterados cuando vieron que el El Sol tenía por fin en sus manos la lista con los nombres.

    Bondino reconoció en ese diálogo telefónico que “Pérez Barceló trabaja, ehh..., trabajaba en San Rafael”, y en un borbotón de palabras no quiso aclarar más y se excusó. No hubo tiempo para preguntarle mucho más, ya que todo su objetivo parecía ser tapar el nerviosismo de sus funcionarios (ver aparte) con la “denuncia” de que el periodista enviado a chequear la información los había tratado mal.

    La pregunta que surge, sin dudas, es la de cómo quieren hacer creer que está todo bien, porque cuando trascendió el gasto y la cantidad de contratos, y hasta un proyecto de pedido de informes presentado en el Senado, el ministerio no aclaró la situación y sólo entró en crisis de nervios e intentó dar explicaciones cuando supo que este diario poseía efectivamente los nombres de los contratados.

    Ahora, la lista es pública y el espacio está abierto para que el ministerio aclare qué función ocupa cada uno, el lugar donde trabaja y el horario que cumple.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.