access_time 19:15
|
13 de septiembre de 2006
|
|

MOVILIZACIÓN ESPONTÁNEA

Carteles, banderas, gorros. Todo esto llevaba el centenar de personas, la mayoría de Maipú, que se apostó en la entrada de la bodega Trivento para darle la bienvenida a los presidentes Kirchner y Bachelet.

    Carteles, banderas, gorros. Todo esto llevaba el centenar de personas, la mayoría de Maipú, que se apostó en la entrada de la bodega Trivento para darle la bienvenida a los presidentes Kirchner y Bachelet. Nos llamó la atención porque es usual que algunas personas quieran ver de cerca estos actos, que son realmente poco usuales para Mendoza. Lo que esclareció la situación fue el saludo que el intendente de Maipú, Adolfo Bermejo, les brindó a los “visitantes”. Tenían toda la pinta de ser militantes maipucinos que responden a Bermejo, quien, una vez más demostró, su capacidad para movilizar gente. Bien por el Adolfo, aunque no sabemos si el presidente Kirchner supo de su esfuerzo para ponerle un poco de color peronista a la cumbre internacional, que tuvo como segunda figura a un radical.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.