access_time 08:41
|
7 de agosto de 2006
|
PAPELERAS

Movilización de los asambleístas

Los vecinos se concentraron en la ruta 14, a unos 40 kilómetros de Gualeguaychú. Entregaron volantes a los automovilistas, donde rechazan la instalación de las papeleras

        Centenares de asambleístas entrerrianos se concentraron ayer en la tarde en la ruta nacional 14, a la altura del peaje de Colonia Elía, unos 40 kilómetros al norte de Gualeguaychú y unos 20 kilómetros al sur de Concepción del Uruguay, para rechazar la instalación de las papeleras. La movilización fue convocada por las asambleas ambientales de Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Colón, Concordia y Ubajay. Los manifestantes llegaron al lugar alrededor de las 13 y se ubicaron a ambos lados del peaje, donde entregaron volantes a los automovilistas. Martín Alazard, de la Asamblea Ambiental Gualeguaychú, dijo a DYN que “es una buena movilización para avanzar en la concientización, ya que la gente nos comprende, nos alienta, nos da ánimo.”


 VOLANTES.


        La ruta nacional 14 es la principal vía del Mercosur, por la cual transitan hacia y desde Buenos Aires camiones de Brasil, Paraguay, Chile, Uruguay y Argentina. El volante que se entrega a los automovilistas se titula La razón y el derecho nos asisten y reafirma el No a las papeleras, mientras se manifiesta en contra de un monitoreo o control de las plantas, como también para que haya un cambio de tecnología para que esas industrias pasteras puedan funcionar. Sí a la licencia social, expresan los asambleístas, y explican que tal condición “es el derecho que deben tener los habitantes a aceptar la instalación de industrias que modifican compulsivamente el modelo social y económico proyectado para la región”.


        El folleto incluye siete puntos, en los cuales la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú sintetiza su rechazo a las plantas de celulosa de Fray Bentos. En primer lugar, reiteran que el gobierno de Tabaré Vázquez “no ha respetado el Estatuto del río Uruguay de 1975” y señalan que “no se ha realizado un serio y profundo estudio del impacto ambiental que producirían” los emprendimientos en Fray Bentos. Apuntan, asimismo, a que las plantas de la finlandesa Botnia y la española Ence, en el caso de que comiencen a funcionar, “demandarán más de 80 millones de agua dulce por día”.Además, indican que el llamado Método Kraft, que utilizarían ambas plantas, “ha sido prohibido en el primer mundo.”

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.