En vivo: Godoy Cruz cae ante Rosario Central en el Malvinas
access_time 01:21
|
25 de mayo de 2007
|
|
GALARDONES

Montecristo se convirtió en el ganador indiscutido

La telenovela protagonizada por Pablo Echarri y Paola Krum logró seis estatuillas y el premio mayor, el Martín Fierro de Oro. Detalles de una entrega polémica y glamorosa.

    El miércoles, en las instalaciones de la Rural, se entregaron los premios Martín Fierro. Como era de esperarse, Montecristo, un amor y una venganza se convirtió en el ciclo más galardonado de la noche, alcanzando seis estatuillas y el merecido Martín Fierro de Oro. La telenovela que se consagró en el 2006 por su impecable argumento, escrito por Marcelo Camaño y Adriana Lorenzón y protagonizado por un elenco estelar, conformado por Pablo Echarri, Paola Krum, Joaquín Furriel y Viviana Saccone, entre otros, logró el reconocimiento no sólo del público sino también de la crítica, que la posicionó como la ficción más impactante del 2006.

    “Fue una novela que superó la expectativa de todos. Se metió en el pueblo argentino de una manera inédita”, sostuvo, emocionado y eufórico, Pablo Echarri al elevar la estatuilla por la telenovela que revolucionó el género el año pasado, al cruzar una historia clásica de la literatura universal con el pasado reciente y doloroso de Argentina. P

ERSONALIDADES EXITOSAS. Durante la gala, Montecristo lideró las nominaciones con 17 candidaturas, de las cuales ganó en los rubros de telenovela, actor protagonista de novela, actriz protagonista de novela, actor de reparto en drama, revelación y participación especial en ficción. La estatuilla de actor protagonista de novela quedó en manos de Echarri y su interpretación del héroe que vuelve de la muerte para vengarse de sus verdugos. Mientras tanto, en la categoría actriz protagonista de novela ganó Viviana Saccone, quien compitió con su contrafigura, Paola Krum.

    En cuanto al rubro actor de reparto el galardonado fue Roberto Carnaghi, quien compartió candidatura con Luis Macchi y Oscar Ferreiro. La actriz María Onetto, por su parte, obtuvo el premio por revelación y Nora Cárpena recibió eufórica la estatuilla de participación especial en ficción por su papel de la implacable jueza que enfrenta al poder buscando justicia.

UNA GALA ENRARECIDA. Pese a que la noche de entrega de los premios Martín Fierro es una de las más ansiadas por las figuras que trabajan en la radio y televisión nacionales, la gala del miércoles se vio opacada por un ambiente en el que la decepción y la disconformidad de los protagonistas se apoderó de la noche, en la que el glamour de las estrellas fue opacado por un clima un tanto enrarecido. El primero en manifestar su enojo fue Mario Pergolini, quien decidió retirar su ciclo Algo habrán hecho de la polémica terna interés general, cultural y musical.

    Pese a su decisión, las autoridades de Aptra no respondieron a su pedido y así fue como el envío compitió con Almorzando con Mirtha Legrand y Mañanas informales, logrando sorpresivamente la estatuilla el envío de Pergolini y Felipe Pigna. Pero el clima de malestar no quedó sólo ahí, ya que Marcelo Tinelli también mostró su disconformidad con las autoridades del premio, a tal punto que decidió no asistir al encuentro pese a que el conductor iba a ser homenajeado por sus diez años al mando de la productora Ideas del Sur. A la ceremonia tampoco asistieron Gerardo Sofovich y Adrián Suar, quienes argumentaron tener otros compromisos.

MERECIDO HOMENAJE. Pero no todo fue negativo en la fiesta, también hubo momento para los mimos y los agasajos. Así fue como llegó el turno de los homenajes y quien brilló con su espontaneidad y desparpajo fue la diva número uno de la televisión, Susana Giménez, quien fue homenajeada por permanecer veinte años en la pantalla chica. La encargada de presentar la mención especial para reconocer a la diva de los teléfonos fue nada menos que Mirtha Legrand, quien sostuvo que ella misma pidió a Aptra ser quien anunciara la distinción. “Es una amiga que quiero profundamente, que empezó de abajo, de la que debemos sentirnos orgullosos todos los argentinos”, sostuvo Legrand antes de invitar al escenario a Giménez.

    Vestida con un llamativo diseño de Roberto Cavalli, la actriz y conductora recordó el arranque de su programa y reveló que, en un principio, no se veía como estrella de la pantalla chica. “Me parece mentira. Cuando me llamaron la primera vez, dije que la televisión no era para mí, le agradezco a Dios porque me cambió la vida. Pasó de todo en estos veinte años. Por ejemplo, en Argentina hubo ocho presidentes. A casi todos los invité.

    Algunos no llegaron porque entre que los invité y todo ya no eran presidentes”, bromeó. En ese sentido, Giménez sostuvo que el secreto para hacer una gran carrera fue tener humildad y humor. “Mi fórmula ha sido tomarme todos los aciertos con humildad y los errores con humor, como lo del dinosaurio que me va a perseguir hasta la tumba. Quiero agradecer a la gente que, día a día, me deja entrar en su casa y me hace sentir parte de su familia”, culminó la blonda.

PREMIADOS EN TV. La noche transcurrió y los famosos seguían recibiendo sus estatuillas. Uno de los ciclos que más sorprendió, no sólo a los presentes, sino también a los espectadores, fue Vientos de agua, una coproducción argentina española, dirigida por Juan José Campanella, que logró cinco estatuillas (unitario y/o miniserie, producción integral, director: Juan José Campanella, autor/libretista: Aída Bortnik, Juan José Campanella, Juan Pablo Domenech, Alejo Flah y Aurea Martínez y tema musical original: Emilio Kauderer).

    Sin dudas, la señal líder que logró la mayor cantidad de premios fue Telefé, cuyos productos arrasaron durante toda la jornada. Entre las figuras del canal de las pelotas uno de los premiados fue Rodrigo de la Serna, quien se posicionó como actor protagónico de unitario y/o miniserie por su participación en Hermanos y detectives. Pero, como todo queda en familia, la esposa del actor, Erica Rivas, también logró su estatuilla en el rubro actriz de reparto en comedia por su protagónico en la sitcom Casados con hijos.

    Otra que brilló fue la prestigiosa Thelma Biral, quien logró su galardón en el rubro actriz de reparto en drama por su participación en la telenovela protagonizada por Juan Darthés y Milie Stegman, Se dice amor. En lo que respecta a la terna telecomedia juvenil, la ganadora fue la tira Alma pirata, protagonizada por Luisana Lopilato y Nicolás Vázquez. Así llegó a su fin la ceremonia en la que se reconoció el desempeño laboral de un sinfín de artistas nacionales que a diario luchan por entretener y brindar a la audiencia una variada alternativa televisiva y radial.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.