access_time 10:40
|
26 de mayo de 2017
|

Mona Gallosi, la madre de la coctelería

<p>Una de las pioneras de las barras de nuestro pa&iacute;s cuenta c&oacute;mo es ser madre en ese mundo.</p>

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo de la coctelería?

En realidad empecé a los 19 años cuando llegué a Buenos Aires, de esto hacen 20 años ya, me fuí a estudiar diseño de indumentaria y trabajaba de noche en gastronomía para solventar mis estudios. Yo soy de Cipoletti e ir a estudiar allá era todo un tema. Empecé trabajando de camarera, después de cajera y al poco tiempo: cajera/ barra, después manager y bartender. Seguí trabajando ahí durante 11 años y entre tanto, terminé la carrera de Diseño de indumentaria y ahí me dí cuenta de que yo era gastronómica.

¿Cómo es ser mujer en un mundo de hombres?

En esa época eran muy pocas las mujeres en la coctelería: Inés de los Santos y yo. Fuimos las que abrimos paso y camino al resto de las mujeres en nuestro país. En el mundo ha habido muchas, incluso en el Ritz de París, la icónica fue una bartender mujer. Es verdad que éste es un mundo muy machista.  Para mí no fue un limitante, decidí convertirme en una de las mejores y sobresalir. Con esfuerzo pude mantenerme en estos 10 años entre los los 10 mejores de la Argentina y también de latino américa.

Me encanta la profesión, pero no sólo como para brillar en la barra, sino que también me gusta el trabajo que se hace atrás (cargar frezzers, hacer mise en place, etc)

¿Cuánto hay de cierto en esto del bartender como consejero y persona que escucha las penas y aconseja al cliente?

Jajajjaja, es un 100% real, penas de amores y otras cosas. Uno es como un cura, tiene secreto profesional, porque ves tantas cosas… El que es un buen bartender no tiene oídos, no tiene ojos. La clásica es un señor que venía todos los viernes con una señorita rubia y de repente aparecía un sábado con su esposa y los hijos y se sentaba en la misma mesa y pedía lo mismo.

La barra te da un lugar de seducción y poder que te puede hacer ganar muy buena plata.

Vino y coctelería:  ¿amigos o enemigos?

Amigos. Definitivamente amigos. Cuando empecé a trabajar con la Bodega Budeguer era aún raro, pero es cada vez más común ver tragos con vino en las cartas. Es una tendencia muy antigua. Siempre respetando que el vino que vamos a mezclar no sea un vino con mucho paso por madera, sino vinos jóvenes y más frescos.  Hay que abrir el juego y saber que el vino cada uno lo toma como quiere.

¿Cuáles son las 3 botellas que una persona debería tener en su casa para defenderse antes de una cena?

Un aperitivo, un vino y por como está la tendencia hoy… un gin o un ron. Con 2 ó 3 bebidas uno puede hacer un coctail.

 


Una receta para preparar en casa en una cena y quedar como un campeón:

Un Spritz, que originariamente se hacía con un vino blanco con un aperitivo amargo y un cítrico. Aperol que es el emblema lo podés preparar con un espumante o un vino blanco (3 partes), Aperol 2 partes y 1 de soda. Agregale una rodaja de naranja y listo.

Ese es un trago fácil, lo podés hacer con cualquier bitter.

Otro es con un jugo de manzana ligero, espumate y una rodaja de cítrico o pepino. ¡No falla! Es fácil, simple y rico.

¿Cómo es ser madre en este mundo?

Tardé 38 años en ser madre, hasta que encontré al hombre adecuado, el padre ideal y pasé por varias etapas. Tengo un compañero. Juan me permite seguir creciendo y seguir trabajando. Hoy él está acá acompañándome, porque sabe que es importante para mí. Canceló su agenda y se vino conmigo y el bebé. Para mí fue una gran alegría pero me llené de preguntas a cerca de qué iba a pasar con el trabajo. Sin embargo, mi embarazo fue el proceso más creativo de mi vida, asesoré 2 restaurantes y gesté un espacio propio que en unos meses estará abierto y funcionando. Un lugar cultural, relacionado con el arte, la educación y la coctelería. Trabajé hasta el día del parto.

¿Cómo hacías con el alcohol en el embarazo?

No tomé alcohol pero sí diseñé tragos, los sabores y las combinaciones las tengo en la mente. Después del nacimiento estaba trabajando muy rápidamente. Trato de no trabajar de noche.

¿Qué te enseñó la maternidad en relación al trabajo?

A dividir bien los tiempos, trabajo de 8 am a 3 pm, y de ahí en adelante, es todo para mi hijo. Al bebé hay que darle tiempo de calidad. Cuando trabajo: trabajo. Cuando soy madre: soy madre.

También los hijos nos eligen, él sabía que yo era activa y trabajadora. Y se porta muy bien. Pero la verdad es que el embarazo me abrió otra puerta, me volvió mucho más creativa.

¿Se viene algún producto nuevo?

Si, justamente estamos por lanzar un espumante de Plan B by Mona Gallosi, fue un trabajo en conjunto con Budeguer y muy interesante. Es un espumante pensado para coctelería.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.