access_time 08:34
|
21 de mayo de 2020
|
|

Mix de rubros

Ropa y frutas en el mismo local: la crisis pone a prueba el ingenio mendocino

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1589991387134comercio%20-%20verduleria%20-%20coronavirus%20(1).jpg

Los emprendedores buscan alternativas ante la caída de las ventas. Así, cafeterías y tiendas decidieron incorporar productos de almacén y verdulerías para atraer más clientes.

Obligadas por la crisis, tiendas de ropa, kioscos y cafeterías mendocinas decidieron sumar en las últimas semanas cajones de frutas y verduras y productos de almacén a sus locales para poder enfrentar las bajas ventas por la cuarentena obligatoria que rige en el país frente a la pandemia de coronavirus.

En algunos casos, se trató de un "reemplazo" para vender en los momentos en que el comercio no podía funcionar, mientras que en otros es un agregado porque no hay clientes suficientes dentro del rubro original.

Al mismo tiempo, proliferaron los nuevos emprendimientos que venden estos productos bajo la modalidad de delivery, debido al nivel de inversión que debe realizarse para comenzar.

"Veremos si cambiamos"

En un local de ropa ubicado en calle Lavalle de Ciudad, una parte del ingreso se despejó para colocar una verdulería y una góndola con productos de almacén, en medio de las prendas que también pueden adquirirse. Así, de un lado se encuentran los cajones con frutas y verduras, mientras que del otro están las perchas y probadores.

Según explicó Benjamín, encargado de la tienda, se tomó la decisión para poder tener ventas durante el tiempo que no pudo funcionar el comercio. "Para poder abrir, habilitamos esa parte. Hubo dudas al principio porque no sabíamos cómo nos íbamos a arreglar y si había gente que comprara o no", relató.

Con las nuevas flexibilizaciones, el encargado señaló que el movimiento se va normalizando en la calle donde se encuentra. "La semana pasada volvimos a habilitar la venta de ropa, que al principio no tenía movimiento, pero se ha idomoviendo más. Ahora sale más venta de prendas", indicó.

"Tenemos buena expectativa hacia adelante porque cada vez hay menos infectados y eso nos deja tranquilos. Según lo que vaya ocurriendo, veremos si cambiamos de rubro o si se quedan ambos", agregó.

Supervivencia

Para la dueña del café La Liga, en calle Garibaldi, sumarle una verdulería a su negocio "fue una reacción de supervivencia". Mientras que en la entrada colocó una mesa para vender desayunos bajo la modalidad "take away", en la vereda ubicó cajones con frutas y verduras. Además, vende mercadería que colocó junto a la vidriera.

"Lo decidimos en medio de la cuarentena, hay costos que tenemos que cumplir así que pensamos qué podíamos agregar. Estuvimos dos meses cerrados y ahora la apertura parcial no alcanza", expresó.

Previendo que el movimiento de clientes no será suficiente aunque los permisos continúen flexibilizándose, en el café decidieron arriesgarse e invertir en una nueva forma de ingreso, a pesar de la incertidumbre.

"No tenemos nuevos compradores. En realidad, le sumamos un servicio más a los clientes que ya son asiduos. No es un negocio nuevo porque si estuviese sólo tampoco serviría. Es un paliativo para los gastos que no podemos cubrir", agregó Cintia.

Delivery

En el mismo contexto, a través de las redes sociales se pueden encontrar nuevos emprendimientos de delivery que ofrecen productos de verdulería, teniendo en cuenta las limitaciones que existen para comprar en días alternos según la terminación del DNI.

Miguel López, de Villa Hipódromo, Godoy Cruz, mencionó que decidieron poner una verdulería frente a las dificultades económicas durante la cuarentena. "Mi papá es profesor y perdió horas; como no salen nuevos llamados, se redujo el sueldo drásticamente y había que hacer algo para subsanar eso", contó.

La familia comenzó con una inversión pequeña, a modo de prueba, para ver cuánta demanda había. "La incertidumbre influyó bastante, uno no sabe lo que va a pasar. Decidimos ir de a poco y cuando vimos que funcionaba, fuimos invirtiendo más", agregó López.

Para ampliar el alcance, ya que los principales clientes eran personas de los alrededores, decidieron incorporar un servicio de reparto que promocionan a través de las redes sociales y WhatsApp; una práctica que se ha vuelto tendencia en estos meses.

"Vamos viralizando lo que ofrecemos y así empezaron a llamarnos. Ponemos los días de entrega para diferentes zonas y nos organizamos con ese cronograma. Para la gente del barrio es todos los días", detalló.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.