access_time 08:12
|
10 de mayo de 2020
|
|
Pandemia

Mitos y verdades sobre el frío y la propagación del coronavirus

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1589071766291fr%C3%ADo%20y%20coronavirus.jpg

Las autoridades nacionales proyectan que el pico de la enfermedad podría darse en julio. Expertos aseguran que no hay evidencia científica que confirme que las bajas temperaturas incrementan los casos de COVID-19.

Especialistas del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aseguran que la propagación del virus no depende de las temperaturas sino del comportamiento humano. Esto responde a lo que las autoridades sanitarias del país refirieron hace unos días aludiendo a que el pico de la enfermedad en Argentina podría presentarse en julio, es decir, en pleno invierno.

“Aún no existe evidencia científica que determine que las temperaturas frías incrementen la existencia del virus. Por ahora, todo está en análisis y se estima que como mínimo en un año estarán las pruebas concluyentes”, aseguró a El Sol, Cindy Fernández, meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional.

Algunos expertos dan cuenta de que lo ocurrido en los países europeos con la pandemia podría replicarse en a Argentina en pleno invierno, ya que fue en esa estación donde el virus llegó al Viejo Continente dejando a miles de personas contagiadas.

Sin embargo, la meteoróloga aseguró que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitieron comunicados informando que no hay evidencias y que, por lo tanto, no se puede confiar en aquellos estudios que vinculan al calor con menos casos de coronavirus o al frío con una mayor infección.

“Los virus, en general, se propagan por los comportamientos humanos y no tanto por las temperaturas, de modo que, la manera en que nosotros nos comportemos durante los próximos meses será la que determine si la enfermedad se propaga o no”, comentó Fernández.

Además comentó que el ámbito científico meteorológico está haciendo pruebas en laboratorios con ambientes controlados. A modo de ejemplo, la meteoróloga indicó que los investigadores introducen al virus en una habitación y allí  le van modificando la temperatura  o la humedad, pero en forma artificial.

“Se trata de pruebas ideales que no tiene en cuenta un montón de factores que son las que generamos las personas en la vida diaria. No es algo que nos pueda dar un parámetro exacto ya que para llegar a una conclusión hay que estudiar el virus en su hábitat natural y no en forma artificial”, explicó.

Asimismo aclaró que “se están haciendo estudios, pero para llegar a una prueba concluyente. Como mínimo hay que estudiar al virus un año completo para determinar el comportamiento que adquiere a lo largo de cada una de las estaciones”.

Por su parte, Héctor Abate, pediatra y especialista en enfermedades infecciosas, expresó: “Van a haber más casos de COVID-19 en invierno porque estamos en la curva epidémica en ascenso, que comenzó en otoño”.

Respecto a la relación frío-coronavirus, el médico dijo: “No estamos ante un virus respiratorio estricto. Si bien replica mejor con bajas temperaturas, cuando irrumpe en un área es independiente de la temperatura existente porque la población no tiene anticuerpos, es decir, no tiene defensas ya que es un virus nuevo, por consiguiente, arrasa a la población independientemente de la parte ecológica”.

Asimismo, el médico expresó que este año no van a haber muchos casos de otros virus respiratorios.

“Si comparamos los datos del 2019 con los del 2020 vamos a ver que la cantidad de notificaciones para la misma semana epidemiológica es muchísimo más baja. Va a pasar lo mismo que ya vivimos en el 2009 donde el virus gripal pandémico arrasó con los virus habituales porque ocupan el nicho ecológico”, concluyó.

¿Cómo se viene el invierno en Mendoza?

Más allá de si está o no comprobada la relación del frío con el coronavirus es meritorio destacar que las temperaturas en invierno volverán a ser benévolas como ha ocurrido en los últimos años.

“Para mayo, junio y julio hay una tendencia que indica temperaturas un 40% por encima de lo normal para la época. Obvio que hará frío, pero no se espera un invierno crudo sino con temperaturas elevadas. Además, se observan pocas probabilidades de precipitaciones y nevadas”, manifestó la meteoróloga asegurando que el fenómeno no responde a otro factor que no sea el cambio climático.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.