access_time 08:11
|
17 de junio de 2017
|
Salud y buen vivir

Mitos, beneficios y riesgos del entrenamiento abdominal

<p>Un especialista comparte detalles de un nuevo ejercicio que promete romper con los viejos paradigmas conocidos.</p>

A la hora de realizar un entrenamiento para bajar o fortalecer la famosa "pancita" uno escucha numerosos consejos o mitos que están muy arraigados, sobre todo, en los adeptos a la actividad física y al entrenamiento deportivo. Y lo peor es que entrenar inadecuadamente y en exceso puede ser nocivo para la salud.

El profesor Marcos Guevara, especialista en hipopresivos y entrenamiento funcional, comparte detalles de un nuevo entrenamiento abdominal que promete romper con los viejos paradigmas conocidos.

¿Por qué hay que hacer abdominales?

"Es importante entrenar nuestros músculos abdominales, nos ayuda a acciones como caminar, correr, empujar, tirar y lanzar, es la conexión entre las extremidades superiores e inferiores", explicó Guevara.

Los abdominales tienen una función muy importante en la postura erguida, también sostienen nuestras vísceras, ayudan a la respiración y la digestión.  

Si lo que se busca es mejorar la salud y estética al mismo tiempo, lo mejor es hacer hipopresivos. Son ejercicios posturales y respiratorios que logran una activación involuntaria de la faja abdominal y también del suelo pélvico. Con ellos se reduce el perímetro de cintura, se mejora la postura, alivia dolores de espalda, previene hernias, mejora incontinencias urinarias, previene prolapsos, mejora el tránsito intestinal y la circulación sanguínea a la pelvis y miembros inferiores.

¿Para adelgazar el abdomen, sirve hacer abdominales?

"La grasa o tejido adiposo es energía que consumiste y no gastaste, entonces el cuerpo la guarda de reserva. Así cuando uno consume más energía de la que gasta, engorda. Adelgazar es usar esa energía guardada, y para hacerlo es necesario una buena alimentación y actividad física que consuma calorías", detalló el profesor.

Y agregó: "Lo que tiene que estar claro y se sabe hace mucho tiempo, es que por mover los brazos no se adelgazan los brazos, el cuerpo saca esa energía guardada de cualquier otro lugar del cuerpo. Entonces por hacer abdominales no gastará grasa abdominal, además hacerlos no genera un gasto calórico significativo, si en cambio lo generan los ejercicios aeróbicos o los ahora famosos ejercicios funcionales y más aún en un circuito intermitente".

¿Y hacerlos tonifica el abdomen?

El tono muscular es la contracción involuntaria que deberían tener algunos músculos casi todo el tiempo, entre ellos los músculos de la faja abdominal (transverso, oblicuo interno, oblicuo externo y recto anterior del abdomen) que deben tener tono, o sea estar contraídos para mantener una postura erguida y para sostener el peso de las vísceras que por gravedad empujan hacia afuera.

En el caso de los clásicos abdominales crunch o bolitas generan un aumento de presión dentro del abdomen empujando tu faja abdominal hacia afuera. Solo hay que hacer la prueba, realizá abdominales poniendo una mano en tu ombligo y sentirás cómo tu panza se infla.

Ésto estaría estirando los tejidos fasciales y musculares del abdomen, generando una pérdida de tono, osea que no solo no mejora el tono, si no que lo empeoraría distendiéndolo y aumentando así el perímetro de tu cintura.

"Si no se gasta tejido adiposo y no se mejora el tono, entonces se entiende que no reducirá el perímetro de la cintura, es más como dije podría empeorar el tono y las vísceras empujarán hacia afuera aumentando el perímetro de la cintura", dijo Guevara.

Marcar los abdominales

Para que la tabla de lavar se vea, lo indispensable es tener muy bajo porcentaje de tejido graso en el cuerpo. El tejido adiposo subcutáneo se encuentra entre la piel y los músculos, tapando así tus hermosos cuadraditos, que aunque no hagas ni un abdominal tenés. Para que se vean entonces debés mejorar tu alimentación y hacer buena actividad física que te ayude a adelgazar.

"Sí estamos hablando de  los abdominales con la flexión del tronco (bolitas), yo no los aconsejo a nadie, porque además de no obtener ningún beneficio, hacerlos en exceso pueden provocar problemas en la salud", señaló el docente y añadió: "Los desaconsejo totalmente a mujeres en el post parto, con prolapsos o incontinencias urinarias, también a personas con diástasis, hernias, sobrepeso y problemas cervicales, ya que podrían empeorar su salud por el aumento de presión abdominal y pélvica que provoca hacer estos ejercicios.

Para Guevara la mejor forma de entrenar la fuerza de la zona media es con los ejercicios funcionales bien hechos. Otorgando beneficios estéticos, preventivos y deportivos. Pero si se busca mejorar el tono muscular y así reducir el perímetro de la cintura, la postura y además sumarle otros beneficios para la salud, lo mejor que existe hasta el momento son los hipopresivos.

 

 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.